Los secretos del mar, al descubierto

El proyecto de turismo marinero cumple un año con un gran éxito de visitas


ribeira / la voz

La geografía gallega esconde multitud de encantos por descubrir y que están al alcance del visitante gracias a proyectos como la Ruta dos Faros, «que propone conocer la costa de una forma diferente, muy ligada al contacto con las gentes del mar, y que además tiene los faros como elemento simbólico de lo que es la cultura mariñeira». Así define Roberto Sueiro esta iniciativa que surgió en el seno del grupo de acción local Seo Fisterra e Ría de Muros-Noia y a la que luego se sumaron los otros siete GALP de Galicia.

«Ahora mismo es un proyecto que está implantado en toda la comunidad con el orden de 300 socios. Cuando hablamos de socios nos referimos también a actividades de todo tipo del sector turístico y del mar, y que incluyen también alojamientos y restaurantes», destacó Sueiro, quien hace un buen balance de este primer año de actividad. De hecho, considera que, aunque el turismo marinero lleva muchos años implantado en Galicia, no siempre se ha sabido impulsar de forma adecuada. «Salvo casos muy concretos, no se ha consolidado porque es gente que no es profesional del turismo y tiene otra actividad principal, por eso cuesta entrar en el mercado y conocer su funcionamiento».

Sin embargo, la propuesta de la Ruta dos Faros ha abierto una nueva vía de éxito y, cada vez, se suman más personas a este itinerario que propone recorrer 1.175 kilómetros de costa entre Ribadeo y A Guarda. «Estamos teniendo muy buen retorno, tanto de público como a través de las redes sociales. La idea de ofrecer visitar la costa gallega de forma diferente ligada al patrimonio cultural y marítimo está funcionando, y el elemento faro como punto de unión está despertando mucho interés», dijo.

Para Roberto Sueiro es difícil destacar algunas actividades o destinos por encima de otros, «porque todos tienen sus encantos». De hecho, en la propia página web del proyecto (www.rutadosfaros.gal) se propone recorrer cincuenta paseos para poder disfrutar de paisajes singulares, así como cien lugares donde poder sacar una hermosa fotografía. También se incluye una selección de restaurantes con el sello KM0 Mar Galaica, que garantiza que allí se preparan e identifican platos elaborados con productos de la pesca costera artesanal descargados en los puertos y lonjas próximos.

Desde Fisterra a Sálvora

El espectáculo que ofrece el mar en la Costa da Morte, con sus grandes acantilados, es para Sueiro «un paisaje único» y que tiene mucho tirón entre los visitantes, mientras que otras personas buscan lo contrario: «Grandes arenales que están prácticamente desiertos casi todo el año. Es otra experiencia muy recomendable, sobre todo porque siempre pensamos en las playas como lugares de veraneo, y a nivel paisajístico son sitios a los que se puede acudir a lo largo de todo el año».

Los faros de Fisterra y cabo Vilán están en el ránking de los más visitados en esta ruta, pero también destaca el gran interés que despiertan el de Punta Nariga, diseñado por el arquitecto César Portela, así como el de Illa Lobeira, Lariño y los de Corrubedo y Sálvora. La historia también tiene cabida en este proyecto, con recorridos que conducen a los castros de Baroña o al dolmen de Dombate, y otros que proponen descubrir cascos históricos con mucho encanto, como los de Muros, Noia o Rianxo.

Para Roberto Sueiro, otro elemento de éxito de esta Ruta dos Faros está en la variedad de experiencias que se ofrecen al visitante, desde viajar a bordo del histórico balandro Joaquín Vieta por la ría noiesa, hasta conocer el trabajo de las rederas de Corme o las tiendas de encaje de Camariñas, sin olvidar las visitas a cofradías y lonjas para ver cómo se venden los productos que luego se degustarán en los distintos restaurantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los secretos del mar, al descubierto