Los pensionistas mantienen viva la lucha

Un nutrido grupo de personas volvieron a reunirse ayer, como cada sábado, en la Praza do Concello ribeirense


RIBEIRA / LA VOZ

Salen a la calle cada sábado en A Pobra y en Ribeira, y también, un día a la semana en Noia. Puede parecer que están ahí para dar la murga, pero muchos de ellos, en realidad, no se manifiestan para arreglar sus pensiones, que también, sino por garantizar el futuro: sus percepciones a corto plazo y nuestras percepciones a medio o largo plazo, porque la peor amenaza no se encuentra en lo más inmediato, como señalan los indicadores, como constantemente dejan caer los gurús de la economía, esos que recomienda apreturas, pero con sus bolsillos llenos.

Los organizadores de las manifestaciones que exigen que las pensiones se revaloricen en función del IPC no piden nada descabellado, porque no hacerlo es tangar, de no ser así, que tampoco apliquen el IPC a los impuestos ni a los productos de primera necesidad, pero es que ni de esta forma se alcanzaría el equilibrio que evitara ser cada día más pobres.

Es difícil mantener la intensidad cuando algo se repite muy a menudo, por eso tienen mérito los asiduos participantes en las manifestaciones, a los que se debería dar más apoyo, aunque solo fuera por egoísmo, porque nos conviene ir preparando el camino para cuando lleguemos a alcanzar la jubilación, si, a este ritmo, llegamos.

Cada sábado, cada manifestación a favor de unas pensiones dignas se libra una batalla que nos implica a todos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los pensionistas mantienen viva la lucha