Feijoo arropó a los candidatos populares de A Pobra y Ribeira

El presidente acusó al bipartito de dejar sin pagar la autovía


ribeira / la voz

El presidente del Partido Popular de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, se dejó caer ayer por la comarca para arropar a los candidatos populares a las alcaldías de A Pobra y Ribeira. El dirigente estuvo acompañado por responsables del PP como Diego Calvo y Ovidio Rodeiro. La primera parada la hizo en la localidad pobrense donde fue recibido por un auditorio entregado.

El cabeza de cartel en esa localidad, Manuel Durán, se subió al estrado con la escopeta cargada de munición dirigida principalmente a los actuales gobernantes locales. También tuvo palabras de cariño para los exalcaldes Isaac Maceiras y Álvaro Vieites, presentes en la sala, a los que agradeció el «trabajo realizado por el pueblo». Con ellos al frente del Concello, «pasamos de la luz a la oscuridad», en referencia al actual gobierno.

Hizo un amplio repaso por la gestión de los dirigentes pobrenses que, según explicó, «en estos cuatro años no hicieron nada. Pasamos de una buena situación económica a una mediocre». Insistió en que «no tienen proyecto de futuro y viven de las rentas heredadas». Habló de cuestiones personales y de gestiones «más que dudosas».

Acto en Santa Uxía

Núñez Feijoo se desplazó a continuación a Ribeira. Allí le esperaba una comitiva que no lo recibió con los brazos abiertos precisamente. Eran trabajadores de ambulancias que continúan con sus reivindicaciones laborales.

El alcalde de Ribeira y candidato a renovar el bastón de mando en la capital barbanzana, Manuel Ruiz Rivas, se subió al estrado contento, porque, según comentó, la presencia del presidente del PP de Galicia en la ciudad fue para arropar su trabajo y su gestión en la alcaldía. En su intervención, apeló al lema de su partido para esta campaña: «Xuntos somos máis fortes e iso é o que temos que transmitir á xente, que o sufraxio dividido beneficia a calquera, menos a nós».

Ruiz Rivas hizo una defensa a ultranza de la gestión al frente del Concello, «en todos os aspectos». Repasó los logros de los últimos años, entre los que destacó «un Concello con menos débeda e con máis flexibilidade para investir». Habló de que el grupo de gobierno del PP duplicó el gasto en servicios sociales y subrayó que Ribeira fue la segunda ciudad de Galicia con menos paro. También hizo mención a que aumentaron los ingresos y eso se debe «ao modelo de xestión que temos e polo que seguimos apostando».

Alberto Núñez Feijoo vino a repartir estopa y el dirigente de A Pobra, Xosé Lois Piñeiro, también recibió algún palo. A él se refirió como la persona que utiliza «o manual do perfecto alcalde pasota, que non fai nada».

El dirigente gallego también sacó pecho para hacer un repaso por su gestión en los diez años que lleva al frente de la Xunta. Criticó los gobiernos bipartitos y en especial al último que «acabou de facer a autovía do Barbanza, pero deixouna sen pagar. Temos que abonar nós todos os anos dez millóns de euros. Tampouco pagaron o corredor de Noia. Iso si, eles sentados no despacho a fumar puros».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Feijoo arropó a los candidatos populares de A Pobra y Ribeira