El TSXG confima la condena a Melisa Abelleira y Ventura Lustres por el asesinato de Yulisa

La sala considera suficientemente acreditada su culpabilidad y ratifica las penas a 18 y 19 años de cárcel


Ribeira

Durante el juicio y la vista de apelación que tuvo lugar el pasado 20 de febrero, Melisa Abelleira y Ventura Lustres defendieron su inocencia y se acusaron mutuamente del crimen, pero sus argumentos han caído en saco roto y el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) acaba de ratificar su condena a 18 y 19 años de cárcel, respectivamente, por el asesinato de Yulisa Altagracia en A Pobra do Caramiñal en junio del 2015.

El fallo del TSXG ratifica punto por punto las conclusiones de la sentencia dictada el pasado 18 de octubre por la sección sexta de la Audiencia Provincial y mantiene la pena impuesta, que incluye, además de la condena a prisión, el pago de una indemnización de 350.000 euros a la familia de la víctima.

Los argumentos utilizados en sus recursos por los acusados trataban de desacreditar la resolución judicial señalando que la sentencia no estaba convenientemente motivada y que la condena, apoyada en «frágiles e inexistentes indicios» carecía de base razonable. Sin embargo, el Tribunal Superior es tajante al asegurar que el fallo de la Audiencia Provincial es «ejemplar en cuanto a su motivación» y que existe «abundante justificación de las conclusiones alcanzadas», según las cuales Ventura Lustres y Melisa Abelleira son autores de un delito consumado de asesinato con el agravante de abuso de superioridad.

El cadáver de Yulisa Altagracia fue hallado en una finca de A Pobra a principios de junio del 2015 con más de 36 heridas producidas por un objeto punzante y, aunque no se ha podido determinar exactamente quién realizó materialmente el apuñalamiento, se considera suficientemente acreditada la culpabilidad de los dos acusados.

Vista de apelación

La sala del TSXG dio cabida a la vista de apelación por el asesinato de Yulisa el pasado 20 de febrero. En ella, al igual que durante el juicio, Melisa Abelleira y Ventura Lustres se culparon mutuamente del crimen. La defensa de este último argumentó que él no había estado en compañía de Melisa ni de la víctima, a la que ambos conocían supuestamente por venderle droga, el día de los hechos.

Sin embargo, la posición de los móviles los sitúa a los tres juntos aquel aciago 7 de junio haciendo el mismo recorrido desde el piso que compartían los condenados hasta la finca de difícil acceso en la que apareció el cadáver. En este punto, la pareja se acusó mutuamente de llevarse el teléfono del otro, un argumento al que no se dio credibilidad en base a los registros de llamadas y testimonios recabados. Además, en la zona donde fue encontrada Yulisa no había ni demasiada sangre ni marcas de arrastre, lo que supone que el cadáver fue llevado hasta allí y que fue necesaria, además, la participación de dos personas para moverlo.

Por estos hechos, además de la pena de cárcel impuesta, Ventura Lustres y Melisa Abelleira tendrán que hacer frente al pago de indemnizaciones a los hijos, la madre y la hermana de la víctima por un importe total de 350.000 euros. Asimismo, no podrán hacercarse ni comunicarse con ellos durante un período de 25 y 24 años respectivamente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El TSXG confima la condena a Melisa Abelleira y Ventura Lustres por el asesinato de Yulisa