Los plenos de Barbanza perdieron desde 1979 los ediles equivalentes a Ribeira

Los votantes elegirán el 26 de mayo a 153 concejales en los 11 ayuntamientos


mazaricos / la voz

La pérdida de habitantes que caracteriza la evolución demográfica del área barbanzana durante los últimos años tendrá su reflejo en los comicios del 26 de mayo. De hecho, tanto la cifra de electores -supera ligeramente los 97.000- como la de concejales que se van a elegir -en esta ocasión serán 153- son las más bajas de la historia reciente en la zona y no hace sino confirmar una tendencia que, lejos de reducirse o estabilizarse, amenaza con seguir agudizándose a corto y medio plazo. Desde las primeras elecciones locales democráticas, celebradas el 3 de abril de 1979, la comarca ha perdido 22 ediles lo que equivale, por ejemplo, a la corporación de Ribeira o a la suma de las de Carnota y Mazaricos. Todo ello se explica porque en estas cuatro décadas la población se ha reducido en 16.000 personas, pasando de las 132.628 de enero de 1979 a las 116.665 actuales.

Conviene recordar que, tal y como establece la Ley Orgánica de Régimen Electoral General, el número de concejales de cada concello lo determina la cantidad total de empadronados, y no solo el de mayores de 18 años con derecho a voto.

La distribución

Un municipio cuyo padrón oscile entre los 2.000 y los 5.000 inscritos tendrá una corporación de 11 ediles, los que tengan entre 5.001 y 10.000 contarán con 13 y los que superen esta última cifra, sin excederse de los 20.000, pasarán a tener 17. En el caso de Ribeira, que supera los 27.000 vecinos -el tope está fijado en 50.000-, suma 21 ediles.

Ribeira, Boiro, Noia, A Pobra y Rianxo mantienen intacto su nivel de representación municipal desde los primeros comicios.

Incluso, en el caso pobrense se dio la circunstancia de haber logrado aumentar su número de concejales hasta los 17 al registrar un repunte de su vecindario. Sucedió en las municipales de junio de 1987 y se mantuvo hasta las del 2011 -cuatro años antes aguantó su categoría por la mínima al tener 10.001 vecinos- en las que perdió cuatro actas hasta situarse en las 13 actuales. Otro tanto sucedió en Porto do Son, que en el 2011 perdió los 17 ediles que había tenido durante dos décadas.

Municipios como Outes han pasado de los 17 concejales del 1979 -su población sobrepasaba ligeramente los 11.000 habitantes- a situarse al borde perder los 13 actuales. Aunque su último padrón contabiliza 6.300 personas, su sangría poblacional es de las más altas de la zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los plenos de Barbanza perdieron desde 1979 los ediles equivalentes a Ribeira