Los noieses, tras la huella de los versos de poetas andaluces

En el aula de adultos del IES Campo de San Alberto trabajan en su tercer gran proyecto que recogerá vídeo poemas


ribeira / la voz

A veces, el peso de la responsabilidad es el mejor motor para continuar trabajando por ser un referente pedagógico. En el caso de los alumnos que integran el aula de adultos del IES Campo de San Alberto este factor se une a la meta de transmitir conocimientos de una forma alejada de las metodologías tradicionales y la receta del libro y pupitre. En esta ocasión, han vuelto a distanciarse de ambos objetos para seguir la estela de los grandes poetas andaluces, en su tierra.

Tras haber recibido la distinción de la Comisión Europea y haber conquistado el premio nacional Miguel Hernández, el pilar central del nuevo proyecto internacional -En algún lugar de este aula...- del grupo que capitanea el docente Suso Montero, este entronca directamente con el segundo galardón. Una delegación de alumnos y docentes realizó la pasada semana una ruta literaria por el sur de España que les llevó a conocer la localidad natal del autor de Rayo que no cesa, Orihuela, entre otras cuatro. En cada una de ellas se recitó y grabó una pieza que formará parte del trabajo final, una recopilación de videopoemas.

«Trátase dunha mestura entre literatura, vídeo e todos os medios empregados nunha década de proxectos internacionais», explicó Montero, aludiendo a los diversos soportes en los que quedaron recogidas las primeras iniciativas realizadas -Érase una vez en Europa y Faros y estaciones: Viaje a Ítaca- en las que el alumnado, la mayor parte de la tercera edad, interpretó obras teatrales, realizó documentales, entrevistas, fotografías y se coordinó con más de medio millar de estudiantes de nueve países.

Hernández en gallego

La ruta realizada la pasada semana partió de la mano de integrantes del centro para adultos Vegabaja de Orihuela, quienes también participaron en el recital realizado por la noiesa Manola Barreiro, encargada de declamar Viento de pueblo en gallego y la Elegía a Ramón Sijé. El poema cumbre del autor, en la lengua de Rosalía de Castro, quedó registrado en el archivo de la Fundación Miguel Hernández.

Por otra parte, los noieses también habían sido invitados a presentar el producto final de Faros y estaciones: Viaje a Ítaca, el documental sobre la inmigración titulado Cruzar la frontera. Esta fue la primera parada de unas pisadas literarias que les llevaron a otras cuatro ciudades y poblaciones. En Granada rindieron tributo a Lorca, en Cádiz y en el Puerto de Santa María resonó el eco de Alberti, mientras que Sevilla aglutinó a Cernuda, Bécquer, Machado y Juan Ramón Jiménez.

«Trátase dunha dobre liña. A literatura é a vida, todo o que arrodea ao ser humano, e por outra parte cómpre avanzar nos tempos. O audiovisual aporta unha visión adaptada dese mundo literario á que non chegarían doutro xeito», indicó Suso Montero del beneficio del sistema de trabajo interdisciplinar y de una clase de alumnado que guarda en su interior conocimientos y versos como Caminante no hay camino, pero a través de los acordes de Serrat y no de la tinta del creador de Campos de Castilla.

El otro gran muro que estos alumnos derriban con cada conocimiento adquirido es el de la brecha digital generacional, lo que les ha permitido familiarizarse con las nuevas tecnologías.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Los noieses, tras la huella de los versos de poetas andaluces