Los ganaderos de Barbanza dibujaron su hoja de ruta para actuar contra el lobo

Más de medio centenar de afectados acordaron solicitar esperas, un espacio vallado para el cánido y la reforma de la Lei de Caza


Ribeira / La Voz

La alianza de productores barbanzanos ante los daños que afirman que les causan los ataques del lobo terminó de fraguarse durante esta tarde. Un nutrido grupo de más de medio centenar de ganaderos y agricultores agrupados en la Asociación de Prexudicados pola Fauna Salvaxe (Aperfasa) se reunieron en el centro vecinal de Nebra, en Porto do Son, para trazar la que será su hoja de ruta con la que plantar cara a una situación que consideran insostenible.

El encuentro, organizado a través de los productores lousamiano y sonense, Enrique Laranga y Daniel Fernández, respectivamente, llegó al consenso para acordar una batería de medidas a corto y a largo plazo, así como a nivel autonómico e internacional. Entre estas propuestas se hallan la de solicitar esperas -formato de caza consistente en aguardar la aparición del animal durante la noche-, que la Administración estudie la posibilidad de habilitar recintos para las manadas de lobos, así como una reforma de la Lei de Caza, y la recogida de firmas para enviar a Bruselas y obtener la atención de la Unión Europea.

Reunión con la Xunta

«Queremos solicitar á Administración que se valore a posibilidade de pechar varias hectáreas de monte para os lobos e que as doten da fauna necesaria para estes», explicó Laranga de una de las medidas que presentarán el martes a la directora xeral de Patrimonio Natural, Belén do Campo, y al delegado territorial de la Xunta en Coruña, Ovidio Rodeiro, en una reunión que tendrá lugar en la casa de la cultura sonense.

El lousamiano también destacó que los propios profesionales podrían colaborar facilitando ganado que haya muerto por causas naturales -previos controles sanitarios- para dejarlo en ese recinto y que los cánidos aprovechasen los restos.

Asimismo, los productores consideran que esta última proposición debería estar complementada con una reforma de la legislación en materia de caza, orientada a la realización de censos precisos, tanto de lobos como de jabalíes, puesto que afirman desconocer cuál es el número exacto de ambas especies o, por ejemplo, si en el caso del lobo existe una sobrepoblación.

Ante el jabalí

«Queremos un método de autodefensa ante o xabarín, para non ter que dar palmas se vén comer ás nosas fincas. Danos igual o sistema, se é con arco, con ballesta ou con persoas con licenza para armas de lume», destacó Enrique Laranga, anotando que prácticamente todos los presentes cultivan maíz u otro tipo de productos agrícolas, además de ser ganaderos. En Aperfasa hay afectados que declararon pérdidas de hasta 30.000 euros.

«Estamos acollendo a toda a xente que se queira incorporar. A cota que temos como socio é simbólica. O que nos importa é que canta máis xente sexamos, máis forza teremos», explicó Laranga, adelantando que si los acuerdos obtenidos en la asamblea de ayer son desoídos por la Xunta, están dispuestos a acudir a la vía judicial. En este sentido, por ello consideran fundamental que sus quejas se escuchen en Bruselas.

Non estamos dispostos a manter o lobo de ninguén»

«Europa fomenta o rural, claro, pero tamén a estes dous animais, é como que che dean un caramelo para quitarcho. Non estamos dispostos a manter o lobo de ninguén», sentenció el lousamiano.

Nuevo ataque descubierto antes de la asamblea

A 90 minutos de que comenzase la reunión de ayer, uno de los ganaderos de Lousame alertó de que el lobo había matado a dos de sus ovejas y herido a otra. El incidente tuvo lugar en una finca en el núcleo de Maxide. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los ganaderos de Barbanza dibujaron su hoja de ruta para actuar contra el lobo