Hemeroteca: Tragedia en el carnaval ribeirense

Un hombre de 36 años murió electrocutado tras tocar una farola y un poste de la carpa


De tragedia se tiñó el carnaval en Ribeira hace 12 años. Íñigo Castro Brión, un hombre de 36 años natural del País Vasco pero que residía desde hacía un tiempo en Corrubedo, perdía la vida la noche del lunes tras recibir una descarga eléctrica al agarrarse a una farola y a un poste de los que sujetaban una carpa instalada por el Concello en la que se estaba celebrando una fiesta. Pese a que los acompañantes trataron de reanimarlo en un primer momento y lo trasladaron después al centro de salud, murió en el acto, supuestamente electrocutado.

El trágico suceso despertó una gran polémica en la ciudad, puesto que algunos de los asistentes a aquella fiesta declararon haber sentido descargas eléctricas al acercarse a la estructura de la carpa festiva. Se abrió una investigación y se imputó a una sola persona, el responsable del mantenimiento del alumbrado público, que acabó siendo absuelto dos años después. En la sentencia se atribuyó lo ocurrido a un fallo mecánico e impredecible.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hemeroteca: Tragedia en el carnaval ribeirense