La Xunta denunció a los dueños de 36 locales de la zona por vender bebidas a menores de edad


Reducir el número de casos de intoxicaciones etílicas en Galicia es una de las prioridades de la Xunta que, a través de los agentes de la Policía Autonómica, realizó durante el año pasado un total de 279 inspecciones en locales hosteleros y comerciales de la comarca para detectar la posible venta de bebidas alcohólicas a menores. Como resultado de estos operativos se formularon 36 denuncias por infringir la ley, a las que hay que sumar dos más por despachar tabaco a clientes que no habían cumplido los 18 años.

Uno de los datos más sorprendentes es que fue Lousame el municipio en el que se interpusieron más sanciones de este tipo -12 en total-, mientras que en Noia fueron diez, en Ribeira siete, en Rianxo cinco y en Carnota dos.

Los hosteleros denunciados se enfrentan a una sanción que tiene que interponer la Consellería de Sanidade y que puede llegar a suponer para el empresario un desembolso que oscila entre los 3.000 y 6.000 euros de multa. Además, en las situaciones más graves y donde se constate que el denunciado es reincidente en este tipo de denuncias, incluso puede conllevar el cierre del local. De todo ello también se informa en las inspecciones que realizan los agentes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta denunció a los dueños de 36 locales de la zona por vender bebidas a menores de edad