Más de 20 centros apuestan por la calidad educativa mediante contratos-programa

A. parada RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

CARMELA QUEIJEIRO

La participación barbanzana en el plan de excelencia de la Xunta creció por segundo año consecutivo

01 feb 2019 . Actualizado a las 16:14 h.

La participación de los centros educativos públicos de la comarca en la mayor apuesta por la excelencia y mejora de la calidad educativa de la Consellería de Educación, los contratos-programa, ha vuelto a crecer por segundo año consecutivo pasando de los 20 a un total de 26 colegios e institutos. Pero, ¿qué son y cómo funcionan exactamente estas iniciativas?

Los contratos-programa tratan de responder a las peticiones de modernización de la educación, con el fin de alcanzar los estándares europeos, que muchas comunidades educativas consideraron un asunto pendiente en la Lomce. Como su propio nombre indica, se establece un contrato de periodicidad anual que lleva aparejada la asignación de recursos materiales y humanos, previa elaboración por parte del centro de un proyecto en el que debe especificarse cómo se medirá la consecución de los objetivos académicos.

Las metas deberán responder a una de las siete líneas existentes en el listado: PROA, el de refuerzo escolar y el más codiciado; mejora de competencias clave -en matemáticas y las lenguas-, mejora de la convivencia, prevención del abandono y absentismo escolar, mejora de conocimientos para la excelencia, así como de la gestión de los propios centros.

En este sentido, hay casos en Barbanza en los que solo accedieron a un par de líneas o directamente a la del refuerzo, como son los centros pobrenses Salustiano Rey Eiras, Pilar Maestú Sierra y el instituto.

Por municipios

Lo cierto es que hay comunidades educativas de todos los municipios de la zona presentes este curso en los contratos-programa, en mayor o menor medida. En Ribeira la representación es una de las más altas, ya que están integrados los colegios de Artes, Palmeira, Carreira, Frións, Aguiño y O Grupo. Boiro tampoco se queda atrás con los centros de Abanqueiro, el Santa Baia y los institutos Praia Barraña y A Cachada.

En Muros, la iniciativa ha calado en el Ricardo Tobío, Ramón de Artaza -con solo tres líneas sin solicitar- y en el IES Fontexería. En Rianxo entraron el Castelao y el Félix Muriel, y en Porto do Son el instituto y el colegio de Xuño. Por Mazaricos repiten el Víctor Sáenz y el de A Picota, al igual que los recintos de Outes y Lousame. En Noia el programa se desarrolla en los colegios Felipe de Castro, Alexandre Rodríguez Cadarso y en el instituto Virxe do Mar.

«É precisa a implicación de todo o claustro»

Luis Teira es director de uno de los 12 centros de la provincia coruñesa que más líneas de contratos-programa ha integrado en los últimos años, el CEIP de Frións. En la comarca, lidera el ránking junto al IES Virxe do Mar de Noia y el colegio ribeirense Heroínas de Sálvora.

«Para nós é unha ferramenta moi útil á hora de chegar á diversidade do alumnado», explicó el director de líneas altamente demandadas por las familias como PROA, que permiten que «alumnos con certas dificultades poidan acudir dúas tardes ao colexio para traballar contidos, pero dende outro ámbito, mesturando temáticas lúdicas coas dinámicas académicas, non queremos machucalos co mesmo da mañá».