Preparando la temporada entre goteras

Álvaro Sevilla Gómez
Álvaro Sevilla RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

La campeona de España y su técnico critican el estado de conservación de A Alta en el inicio de su temporada más exigente

10 ene 2019 . Actualizado a las 15:30 h.

Lidia Parada (A Pobra, 1993) afronta la temporada más exigente de su trayectoria. Después de romper el techo de los 60 metros, la campeona de España busca un hueco en el Campeonato del Mundo, que se celebrará a finales de año en Doha. Deberá superar los 61,30 metros, marca mínima para la cita más importante en la carrera de un atleta tras los Juegos Olímpicos.

La preparación no está siendo sencilla, reconoce su técnico, Lardo Moure, quien critica el estado de abandono de A Alta, campo en el que se ejercita Lidia desde la adolescencia. «Tenemos goteras en la oficina, en los vestuarios y en las gradas. Hay días en los que es imposible entrenar aquí», asevera, mientras Lidia asiente antes de finalizar otra serie de pesas. La pobrense completa ocho sesiones semanales, lo que equivale a unas seis o siete horas al día. Todo es necesario para llegar a las primeras pruebas a punto.

«Cada año aumentamos la carga un poco más. Añadimos conceptos nuevos para que siga creciendo», afirma Moure, que quiere que la cuatro veces campeona de España absoluta dé el salto a las grandes citas: «Los 61 metros que logró en Getafe le abren las puertas de los meetings internacionales. Si todo va bien en el aspecto físico, queremos competir en varias».