Una nueva patrulla de agentes de prevención de accidentes

Ana Lorenzo Fernández
ana lorenzo RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

CARMELA QUEIJEIRO

Alumnos pobrenses aprenden a actuar ante una emergencia gracias al programa Ludieduca de la Cruz Roja y el grupo Jealsa

09 ene 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

«¿Que fariades se a vosa avoa cae ao chan e non é capaz de levantarse?». Esa fue una de las preguntas que ayer tuvieron que responder los alumnos de tercero de primaria del colegio pobrense Salustiano Rey Eiras si querían conseguir la chapa que los acreditaba como nuevos agentes de prevención de accidentes. La primera lección que aprendieron fue a memorizar los números de teléfono de los servicios de emergencias, empezando por el 112. Para ello, Lorena Resúa les dio un truco muy fácil: «Se non vos lembrades, pensade en que tedes unha boca, un nariz e dous ollos, é dicir, un, un, dos».

Los niños no tardaron en rebatirle que «también tenemos dos cejas y dos orejas», pero en el fondo les quedó claro cual era el teléfono al que tenían que llamar, y al que luego sumaron también el 061 y otros más. Vestidos con los correspondientes chalecos amarillos -«en mi coche hay uno igual», apuntó un alumno-, los pequeños fueron cubriendo con éxito una libreta en la que se les iban presentando distintas situaciones de emergencia y se les preguntaba qué tenían que hacer.

Y así fueron transcurriendo 50 minutos en los que los niños descubriendo cómo actuar ante determinadas situaciones que se pueden plantear tanto en su hogar como en la calle.