Barbanza gana peso en la explotación de recursos marisqueros con 45 planes

Los productores de O Pindo y O Son cogerán erizo y en Palmeira se estrenan con las anémonas


Ribeira / la voz

La explotación de los recursos marítimos constituye el pilar de la economía del área barbanzana, lo que lleva a profesionales y cofradías tanto a buscar las mejores zonas de trabajo como a indagar en el aprovechamiento de materias primas con salida creciente en el mercado. Este año, los 11 pósitos de la comarca han obtenido autorización de la Consellería do Mar para el desarrollo de 45 planes marisqueros. A nivel provincial, la zona está a la cabeza en lo que respecta a la gestión de los denominados recursos específicos, como algas, erizo o anémonas, con un total de 28 planes aprobados.

Entre las novedades figura el permiso dado a las cofradías de Porto do Son y O Pindo para coger erizo, un producto que ha pasado de tener un valor residual a convertirse en una fuente de ingresos cada vez más importante debido a su escasez, lo que motiva que los precios se disparen. Para la entidad de O Pindo resulta especialmente relevante haber obtenido la autorización, ya que supondrá un necesario aporte económico para una cofradía con escasos recursos.

Su patrón mayor, Fernando Siaba, explica que la falta de alternativas pesqueras provoca que un alto número de profesionales decidieran buscar otra ocupación o marcharse a otros puertos cercanos en los que las posibilidades de trabajo son mayores.

Asimismo, la cofradía de O Pindo figura, junto con Muros, entre las ocho de la provincia que tienen permiso para la extracción de algas. En este caso, el obstáculo para su recolección radica en la falta de compradores. El dirigente señala que llevan a cabo gestiones con el fin de encontrar interesados en adquirir la mercancía.

En la avanzadilla

Este trabajo de los profesionales por aprovechar las oportunidades de negocio que se abren tiene este ejercicio un claro exponente en la cofradía de Palmeira, la primera de la comarca, y una de las pocas de Galicia, que comercializará anémonas.

El patrón mayor, Miguel Franco, comenta que se trata de un plan presentado por los buceadores, en vista de que estos pólipos que viven sobre las rocas del mar adquieren protagonismo en las cocinas de reputados chefs. Franco precisa que la autorización es únicamente para tres embarcaciones, con un máximo de siete personas.

En cuanto a la demanda que existe de este producto, el dirigente manifiesta que ya hace tiempo que el pósito ha recibido ofertas de interesados en adquirirlo: «Chamaron incluso de Canarias. Ten bastante saída».

Dado que se trata de un recurso abundante y parece que solicitado, no es descabellado pensar que, en el futuro, otras entidades de la comarca decidan también sumarse a su extracción.

Por su parte, profesionales del pósito de Lira participan, conjuntamente con Fisterra y Corcubión, en la explotación de la peneira -también denominada oreja de mar- un artículo tan exclusivo como escaso.

Al aprovechamiento de estos recursos, con un carácter más o menos experimental, se suma la captura de otros productos consolidados en el mercado.

Los planes de explotación presentados por las cofradías y ratificados por la Consellería do Mar no solo determinan el número de profesionales que pueden dedicarse a la extracción de los diferentes recursos, sino que también establecen los períodos de inactividad y siembra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Barbanza gana peso en la explotación de recursos marisqueros con 45 planes