El precio de los alquileres en la zona está entre los más altos de provincia

Es en los inmuebles más nuevos donde se registran las mayores subidas en el último año


ribeira / la voz

Después de unos años catastróficos derivados de las consecuencias de la crisis económica, el sector inmobiliario vuelve a vivir una etapa relativamente dulce, y buena prueba de ello es que el precio de los alquileres no ha parado de subir en los últimos meses. La comarca no se ha mantenido al margen de esta tendencia, y los concellos de Arousa norte se sitúan entre los municipios de la provincia que ofertan inmuebles para arrendar con un coste más caro. De hecho, según el último balance que se tiene -correspondiente al tercer trimestre del año pasado-, Rianxo, A Pobra y Boiro se encuentran entre los diez primeros, mientras que Ribeira se queda en el puesto decimocuarto.

Con estos datos en la mano, alquilar un piso con unas dimensiones medias de unos 70 metros cuadrados puede llegar a costar en la villa rianxeira en torno a 385 euros al mes, en la pobrense llegaría a los 336, en el municipio boirense saldría un poco más económico, por 322; y en el ribeirense se quedaría en 308. Las cifras no son nada desdeñables, sobre todo teniendo en cuenta que estos precios son equiparables a los de ciudades de Galicia con mucha más población, como Ourense (5,5 euros el metro cuadrado), Lugo (5,3) o Ferrol (4,3).

Con todo, el mercado del alquiler en la comarca se sitúa en un término medio, si se compara con los concellos del otro lado de la ría de Arousa, que son los que despuntan a la hora de solicitar más dinero por arrendar un inmueble. O Grove y Sanxenxo son, con mucha diferencia, los municipios en encabezan este ránking, ya que el alquiler mensual de un piso puede oscilar entre los 840 y los 770 euros, respectivamente.

Desde las distintas inmobiliarias de la comarca son conscientes de que los precios que se solicitan por los alquileres no son bajos, y que estos han subido en el último ejercicio. Según apuntan desde un negocio en Ribeira, el incremento se ha notado especialmente «en los que son más nuevos y tienen mejor ubicación, por lo que se llega a pedir alrededor entre 350 y 400 euros al mes, mientras que el precio de los más antiguos se sitúa entre los 250 y los 280 euros».

Diferencias por estaciones

Estas cifras son las que se manejan durante la temporada de otoño e invierno, puesto que con la llegada del verano los alquileres multiplican su coste.

Arrendar un piso en julio y agosto en municipios como Boiro, A Pobra, Ribeira o Rianxo suele suponer un desembolso de entre 1.300 y 1.500 euros, mientras que por una casa con terreno «pueden llegar a pagarse sobre 2.000 euros al mes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El precio de los alquileres en la zona está entre los más altos de provincia