«Chegamos a ver as bonecas en Amazon ao triplo do seu prezo»

La venta de juguetes para el día de Reyes ha crecido un 20 % estos días por las compras de los clientes rezagados

«Unha señora chorou ao ver que tiñamos o xoguete que pedía a súa filla» La venta de juguetes para el día de Reyes ha crecido un 20% estos días por las compras de los clientes rezagados.

ribeira / la voz

«Perdone, ¿puedo hacerle unas preguntas para La Voz de Galicia...?». «¡Espera, yo antes! ¿Os queda el muñeco Hulkbuster?». Se trata de un cruce de frases vivido en el establecimiento de Juguettos en Ribeira, pero que podría haber tenido lugar en cualquiera de la comarca por el día en el que tuvo lugar: apenas tres días antes de Reyes. Y es que si en algo coinciden las diversas jugueterías consultadas es que en estas agotadoras horas logran aumentos de ventas que pueden alcanzar hasta el 20 %, y que, en ocasiones, se producen escenas dignas de una película navideña.

«Xa busquei por el, pero como Spiderman sempre se esgota. Moita da culpa é miña, porque sonche un pouco de última hora», explicó Ana Vidal, sonense que trabaja en la capital barbanzana y aprovechó para ver si había suerte con el artículo deseado. Ante la pregunta de cual es su alternativa, sentencia: «¿Segunda opción? Espero atopalo».

Teresa Millares es la profesional que se encontraba al otro lado del mostrador de este local ribeirense y que precisó: «A carreira comeza primeiro polo teléfono, chegamos a recibir entre 20 e 30 chamadas dun mesmo produto que se esgotou aos 10 minutos». Si han estado atentos a los pequeños, en esta ocasión las muñecas interactivas Bellies copan los regalos más buscados: «Chegamos a ver as bonecas en Amazon ao triplo do seu prezo».

Los afortunados

Millares también señaló que desde antes de Navidad se viven momentos emotivos, como una señora que llamó desde Santiago en busca de un ordenador de juguete rosa y al saber que lo tenían allí rompió a llorar de emoción. Una estampa muy similar a la vivida hace dos años con una abuela que se había llevado engañada el autobús de

La patrulla canina

, sin leer que no incluía a los personajes. Cuando regresó a la tienda se encontró con una sorpresa: «

Ao ver que devolveran tres xoguetes, foi como se lle tocara a lotería

».

Hay otro denominador común en este tipo de tiendas, como es el caso de Tiko Doco en Boiro. Arturo Domínguez, a su cargo, indicó que esta jornada sigue siendo «la semana en la que vendes lo que no vendías el resto del año». No obstante, y al igual que sus homólogos, también reconoce que solo les permite ganarle la partida a las plataforma de ventas digitales durante unas horas y para nada se compensa el daño realizado al comercio local.

Las nuevas dinámicas

«De aquí a cuatro años atrás, se viene dejando todo para última hora, pero el consumidor debería saber que no es viable porque las fábricas cierran en diciembre y después comienzan a preparar la nueva temporada», analizó Domínguez, quien concreta que esa «última hora» puede adelantarse hasta finales de noviembre y de que está convencido de que el sector ha cambiado radicalmente, pues «todo es electrónico, hay niños de 5 años con tableta propia».

En la tienda rianxeira Eduardo Varela, dependientas como Cristina Romero tienen claro que el gran problema «é o consumismo que che leva a comprar un xoguete a calquera prezo», y que esa misma tarde del año pasado «había máis xente».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Chegamos a ver as bonecas en Amazon ao triplo do seu prezo»