Jesu Souto: «Lucharemos por jugar la fase»

El técnico lugués apuesta por impulsar la cantera del equipo para poder seguir creciendo como club


Ribeira / la voz

Jesu Souto (Lugo, 1980) afronta su cuarta temporada dirigiendo al Pavimentos Noia. Lo hace con la ilusión de la primera y también con nuevas funciones. Como coordinador de la base ejerce como nexo entre entrenadores, con los que busca predefinir una metodología con la que colocar al Club Baloncesto Noia entre los mejores de Galicia.

-¿Qué tal el arranque del curso?

-La verdad es que fue diferente. Tuvimos muchos partidos fuera de casa seguidos, pero logramos sumar y no descolgarnos. El problema llegó cuando jugamos en el Alonso Rodríguez que, por circunstancias, no pudimos sumar. Finalizamos estos ocho partidos con opciones de meternos en la fase de ascenso, que es lo que nos toca en esta segunda vuelta.

-¿Cuál es el objetivo?

-Para el club salvar la categoría, pero si te metes cuarto en febrero ya lo dejas listo. Lucharemos por jugar la fase, si lo logramos, será un buen premio.

-¿Cómo valora esta etapa dirigiendo al Pavimentos?

-La verdad es que, a nivel competitivo, los cuatro años han sido similares. No hemos confeccionado plantillas para estar arriba, pero tampoco ha peligrado la categoría. El nivel del grupo ha sido similar, aunque los jugadores hayan cambiado, pero estoy muy contento. El primer curso me costó, pero los últimos tres años hemos sido un equipo que ha jugado bien al baloncesto.

-¿Qué juego le gusta a usted?

-Uno que no perjudique a mi equipo [ríe]. No, lo cierto, es que me gusta un juego rápido, de ataque-defensa, dinámico. Por circunstancias de plantilla, en Noia no lo hemos podido practicar. Contamos con jugadores más veteranos y que necesitan de un juego más lento. Es por ello que debemos circular más el balón, mover la defensa, dividir y doblar para sacar ventaja. Si intentase hacer lo otro, provocaría más pérdidas y errores.

-Ahora mismo optar al ascenso es una quimera.

-Habría que cambiar la plantilla y nuestra filosofía, pero ni el club, ni yo nos lo planteamos.

-La directiva quiere lograrlo con un equipo de la casa.

-Sí, pero es complicado. En estas cuatro temporadas habrán debutado unos diez jugadores de aquí. El problema es la falta de continuidad. Ahora el club busca un equipo júnior diferente, para que pueda dar el salto a Nacional y optar a cotas mayores. Para ello hay que reforzarlo.

-Ejerce también de coordinador. ¿Cómo lleva ese papel?

-Es una sección nueva y estamos haciendo cambios, pero que no darán frutos ni este año ni el próximo. Mi mayor esfuerzo es sobre los entrenadores, como tienen que trabajar, como lograr que los jugadores evolucionen de cara al primer equipo. Llevará tiempo, ya que es algo a nivel interno. Pero me gusta que se ilusionen con que sus chavales crezcan.

-¿Cómo valora el nivel del baloncesto en Barbanza?

-Medio-bajo. Creo que falta captación porque los chavales están muy distribuidos y conseguir jugadores es complicado. La clave está en la base de la pirámide, es necesario que sea más grande que ahora para captar más y que el nivel aumente. Enfrente tienes a deportes como el fútbol, voleibol o taekuondo, que tiran mucho y contra los que también estás compitiendo.

-¿Para usted qué es lo mejor de ser entrenador?

-Lo mejor es la ilusión con la que te miran los niños. Ver como mejoran día a día. He estado en clubes mucho tiempo y he visto como crecían de prebenjamines a adultos. Es un pequeño orgullo ver como uno de esos críos llega a profesional o que los llama el Real Madrid o el Barcelona. Es una gratificación que no es pública, pero que te queda para ti. Que te paren por la calle, o que te llamen por teléfono, no tiene precio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Jesu Souto: «Lucharemos por jugar la fase»