Rubén López: «El camino que queda es el más duro, pero también el más bonito»

El pobrense reconoce que la versión que se vio en Carballo es la que debe mantenerse en la segunda parte de la liga


Rubén López (A Pobra, 1979) tiene ante sí el reto de mantener al Boiro en Tercera División. Sabía desde el primer día que no sería sencillo, pero es ahora cuando se decidirá todo. Incide en la importancia de pelear cada segundo, de ser un bloque compacto, solidario y que pueda competir contra cualquier rival, lleve el escudo que lleve en el pecho.

-¿Cómo valora la primera parte de la temporada?

-El primer objetivo creo que se ha conseguido, que era compactar el grupo y competir con solvencia con un equipo en el que más del 50 % de los jugadores eran nuevos en Tercera División. Creo que competimos bien, aunque costara en algún partido, considero que hemos cogido el pulso de la competición.

-Tuvieron encuentros en los que merecían más puntos.

-Nos habría gustado tener alguno más. Ha habido partido en los que hemos sido superiores, pero no tuvimos premio. Esa es una de las asignaturas en las que debemos mejorar. En los duelos en los que el rival esté minimizado debemos ser nosotros los que nos llevemos el tesoro. Hemos cometido errores que conocemos y que debemos corregir. Si lo logramos eso se traducirá en más puntos.

-Usted vivió como técnico del bloque juvenil la última crisis del Boiro. ¿Cómo ve ahora al club?

-A nivel vestuario existe una estabilidad importante gracias a la directiva. Todo lo que se nos dice se cumple y vamos de la mano de la gente que dirige la entidad y que intenta sacar esto a flote. Sabemos de las dificultades que hay, somos una pieza más y palpamos el trabajo que se está haciendo. Hay cosas nuevas, como ese carácter social del Boiro que se vio en el homenaje al Cabo, a Amicos o en la recogida de juguetes de las Krusadas. Son cosas que ayudan a crecer la ilusión y a vivir la realidad de un club de pueblo que tienen una masa social importante de la que todos nos sentimos parte.

-¿Qué espera del 2019?

-Nuestro objetivo claro es la salvación. Eso por delante de todo. Ahora mismo el equipo necesita afianzarse en sus ideas y verse correspondido con puntos. Debemos competir un poco mejor y que el rival lo tenga más complicado. Eso pasa por la solidez defensiva y por mejorar nuestros registros. Si somos un equipo solidario en el que todos aportan con trabajo atrás, vamos a crecer. Hubo un tiempo para que conectaran las piezas y coger experiencia. Esa mejora se debe ver. La mentalidad es positiva, pero no podemos alcanzar todas las cotas al mismo tiempo. Tenemos dos partidos en casa seguidos que son importantísimos y no podemos mirar más allá de eso. Recuperar a toda la gente es el otro objetivo. Para este 2019 todos somos importantes y no poder contar con futbolistas lastra, tanto en los entrenamientos como en los partidos.

-Ahora cada partido es una final. El margen con los puestos de descenso es justo.

-Una victoria en Tercera División está muy cara. Para sumar hay que hacer muchas cosas bien. En el último mes y medio fuimos un equipo con otra cara. Lo que se vio en Carballo es la idea que queremos que cuaje. Es el Boiro que buscamos. Yo pediría ayuda a la afición para estos dos primeros partidos. Para nosotros el calendario ha sido caprichoso y los últimos encuentros serán contra rivales que pelearán por la liga, por eso nadie puede bajar los brazos. Sabemos que será complicado, pero hay que seguir creciendo porque hay gente que está a tiempo de explotar en esta categoría. A todos los agradezco su predisposición en cada entrenamiento. El camino que queda es el más duro, pero también el más bonito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Rubén López: «El camino que queda es el más duro, pero también el más bonito»