Los parques eólicos marinos que nunca llegaron a instalarse en Carnota

Dos empresas presentaron proyectos y uno llegó a obtener luz verde del Gobierno central


Los montes de Barbanza están plagados de aerogeneradores, pero el litoral de la comarca está todavía limpio. Y eso que hace 14 años, Carnota estuvo en el punto de mira de dos empresas del sector. Norvento y Punta de Lens iniciaron los trámites para instalar sendos parques eólicos marinos. Su intención era colocar una plataforma para medir los parámetros ambientales y determinar si la iniciativa era viable.

Nada más conocerse la noticia, Concello y cofradía lideraron un movimiento opositor, al que se sumaron entidades y colectivos que solicitaron la paralización inmediata de los trámites. Pese a ello, estos siguieron su curso, hasta el punto de que el Ministerio de Medio Ambiente llegó a dar luz verde a una propuesta, consistente en colocar 15 aerogeneradores. Desde entonces, el proyecto del que sería el primer parque eólico marino de Barbanza permanece en un cajón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los parques eólicos marinos que nunca llegaron a instalarse en Carnota