El servicio de diálisis del hospital se reforzará para evitar los desplazamientos

La media decena de pacientes que deben desplazarse a Santiago serán atendidos en Ribeira a partir del día 24


Ribeira / La Voz

Hace menos de una semana, Mercedes Varela y Teresa García relataban la odisea que viven junto a sus maridos los tres días a la semana en los que ellos tienen que desplazarse a Santiago para someterse a diálisis. Contaban que, a su avanzada edad, Valentín y Antonio, enfermos y dependientes, deben levantarse de madrugada para poner rumbo a la capital compostelana y que no regresan a casa hasta pasadas las tres de la tarde, un viaje que para ellos es una pesadilla y que tiene los días contados después de que la Xerencia de Xestión Integrada haya anunciado el refuerzo del servicio para evitar los desplazamientos.

Pacientes y familiares, apoyados por la plataforma barbanzana por la sanidad pública, demandaban la apertura del turno de tarde del servicio de diálisis los martes, jueves y sábados, y eso es lo que se hará a partir del 24 de enero. Esto garantizará que la media decena de pacientes que ahora deben desplazarse a Santiago en ambulancia puedan recibir el tratamiento en el hospital comarcal.

Un nefrólogo

Fuentes sanitarias indicaron que con este refuerzo «quedará cuberto o servizo todos os días en todas as quendas» y explicaron las razones que han llevado a ampliar el servicio después de meses de quejas por parte de los afectados: «A xerencia toma esta decisión en base ao incremento de pacientes que precisan ser dializados na área de Barbanza». El incremento de los turnos de trabajo en la unidad de diálisis será posible gracias a la incorporación de un nefrólogo del que hasta ahora no se disponía.

Durante la mañana de ayer, los responsables del complejo hospitalario de Oleiros contactaron con cada uno de los pacientes afectados para comunicarles que a partir del próximo día 24 recibirán el tratamiento en Ribeira y no tendrán que desplazarse a Santiago. La noticia ha supuesto una gran alegría para los enfermos y sus familias, como contaba la pobrense Mercedes Varela: «Tocoume a lotería. Celebrámolo coma se fora unha festa. Era o que queriamos».

No fue la única que recibió con alivio y felicidad la próxima puesta en funcionamiento del turno de tarde los martes, jueves y sábados, también Teresa García, cuyo marido lleva seis meses levantándose a las cuatro de la madrugada para ir a diálisis, se alegró con el anuncio: «Falei coa señora Teresa e díxome que o seu home ata se emocionara ao saber que nos concederan o que pediamos, ¡mira se non estamos contentos!». Aunque son conscientes de que los enfermos van a depender de las máquinas que depuran su sangre de por vida, a partir de ahora será más fácil: «Botaban máis tempo no camiño que na diálise e agora polo menos van estar a vinte minutos da casa».

Calidad asistencial

En lo que respecta a la gerencia del área sanitaria, ya la semana pasada explicaron que se estaba trabajando en buscar la mejor solución para los pacientes, que se ha concretado ampliando el horario de la unidad de diálisis del hospital de Barbanza, un servicio que, destacaron, cuenta con varios reconocimientos que avalan la calidad de la asistencia.

En el 2004 recibió la acreditación ISO 9001, revisada en marzo de este mismo año, y fue pionero en la implantación de la norma 179003 de gestión de riesgos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El servicio de diálisis del hospital se reforzará para evitar los desplazamientos