El lobo golpea de nuevo en Barbanza

Ganaderos de la zona alertan del aumento de ataques a reses, con dos casos en menos de 24 horas


Ribeira / la voz

Una de las reiteradas denuncias del sector ganadero ha vuelto a resonar con fuerza en la comarca. Distintos profesionales han alertado de que a lo largo de este año se han venido recrudeciendo los ataques del lobo contra sus reses y que, en los últimos días, se han producido nuevos incidentes que se han saldado con las bajas de varios potros y terneras, así como con múltiples heridas a estos animales.

«Na madrugada do martes leváronse por diante unha poldra e o luns xa atacaran a outro poldro, pero é que a semana pasada, nunha mesma noite, mataron tres tenreiras», explica Álvaro Castro, un joven de 24 años que está empezando en este sector y que describe así la situación que padecen quienes poseen ejemplares de equinos y bovinos en el monte Iroite.

Precisamente, Castro se remontó al escenario que, indica, se daba en la sierra barbanzana hace una década y al actual para ilustrar los daños que afirma que les ha causado la presencia de este animal: «Das 500 vacas que tiña un dos maiores gandeiros desta zona haberá uns 10 anos quedáronlle 200 que traen crías. E destas últimas, neste ano contabilizou só unhas 50».

Además, Álvaro Castro pone el foco sobre «a dificultade para acceder ás axudas da Xunta», unas subvenciones que, directamente, él rechaza solicitar porque «tes que denunciar o ataque nas 24 horas posteriores e que os técnicos o determinen, pero hai que entender que algúns non podemos permitirnos subir á serra cada día», sentenció visiblemente disgustado. Y añadió: «O goberno financia os touros, pero non os curros. Entón, se desaparecemos nós e o gando, ¿quen vai vir a rozar o monte?».

Camada en Lousame

A estos casos se suman los de Lousame y, en menor medida, los de Outes, en el área de Cando. En el territorio lousamiano, los principales afectados se encuentran en la zona de Aldariz, Xestoso y más concretamente en el lugar de Marxelle. Precisamente, algunos vecinos explicaron que hace dos años que se alertó de la existencia de una camada en el lugar de Ces.

El propietario de otra explotación ganadera en Xestoso reconoció que vio a un lobo con sus propios ojos, y a la par de la carretera, entre los núcleos de Aldeagrande y Vilacoba, pero en un sitio en el que solo hay un par de viviendas. Precisamente, tanto en este municipio como en Boiro, agentes del Seprona retiraban el pasado noviembre varios lazos ilegales de sus montes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El lobo golpea de nuevo en Barbanza