El Boiro hizo temblar al líder

Tercera Los de Rubén López asaltaron As Eiroas obligando al Bergantiños a forzar la maquinaria, para acabar llevándose un empate con sabor a poco


ribeira / LA VOZ

Brillantes como la guinda de un pastel. Así resplandecieron los de Barraña si se entiende la tarta como el fin de una evolución que finalizó poniendo en serios aprietos al Bergantiños en su fortín. Y es que, contra lo que muchos podrían pensar en el ecuador de la primera mitad de esta temporada, el Boiro hizo temblar al líder de Tercera (2-2).

Esta fue la carta de presentación de una primera parte que estuvo sobradamente igualada y que tuvo como eje de la batalla un medio campo que propició un choque intenso y duro. Aunque los locales entraron fuertes, los barbanzanos no tardaron en cogerles el pulso. El ritmo se tradujo en una ocasión perfecta para Changui que no halló fortuna en las mallas bergantiñanas. Por parte de los inquilinos de As Eiroas hubo momentos de posesión, pero sin alardes ante portería.

Iniciada la segunda parte, los boiristas cada vez se encontraban mejor, un preludio que propició una recuperación en el medio del campo que fue puesta en bandeja a Elier. El centrocampista, que vive uno de sus mejores momentos, definió a la perfección y le pegó con la zurda para golear. Ahí comenzó el mejor momento de un Boiro que recordó a aquel equipo que puso contra las cuerdas a rivales como el Compostela o el Arousa.

El Bergantiños tiró de autoridad y fue una cara conocida en las filas del Boiro la encargada de lanzar un penalti fabricado en el 72. Hasta entonces, prácticamente no habían ni olisqueado la meta de Rodri, pero Rubén Rivera no tardó en granjearse el doblete tras anotarla de cabeza. Aquella inercia positiva le había dado la vuelta al encuentro.

El otro penalti

Los últimos compases invitaban a la épica y así lo entendieron Xacobe, Óscar y Changui que amenazaron con una acción peligrosa casi en la cocina y, que forzó el penalti y la expulsión del portero local. Paco contiene la respiración y dispara. Las Krusadas recuerdan a que suena Barraña y a partir de ahí solo restaron cinco minutos locos contra nueve. Mas el Bergantiños demostró que ese número le vale para aguantar cualquier embestida.

«Creo que hicimos un partido muy bueno, pero nos quedamos con la espina de que en nuestro mejor momento lograron igualarnos el partido. Seguimos creyendo para conseguir el premio al trabajo que estamos realizando», indicó Rubén López, para añadir que está orgulloso de la plantilla.

Goles: 0-1, minuto 55: Elier; 1-1, minuto 72: Rubén Rivera; 2-1, minuto 79: Rubén Rivera; 2-2, Paco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Boiro hizo temblar al líder