La rula de Ribeira obtiene uno de sus mayores ingresos con menores ventas

El aumento de las capturas de boquerón, lubina, pulpo y sargo subió las cotizaciones


ribeira / la voz

La lonja de Ribeira está a punto de cerrar un excelente ejercicio que, a falta de los resultados definitivos, la gerencia prevé que puede ser histórico. Lo que sí es una realidad es que la facturación es una de las mayores, por encima de los 41.300.000 euros, superando a la del año anterior.

Sin embargo, lo más significativo es que este aumento de los ingresos se ha conseguido con un volumen de ventas sensiblemente inferior al del mismo período del 2017. Desde enero y hasta mediados de este mes, por el recinto de subastas pasaron unos 28 millones de kilos, frente a los cerca de 35 del año precedente.

La clave de este ascenso del movimiento económico al tiempo que se registraba una bajada en la entrada de mercancías está en la subida, en 30 céntimos, del precio medio del conjunto de materia prima subastada, que actualmente está en 1,48 euros. Hasta ahora, lo habitual es que la rula tuviera una relación bastante pareja entre los kilos vendidos y los ingresos.

Especies más cotizadas

El gerente, Fernando Carreira, comenta que la explicación hay que buscarla en el hecho de que «este año se pescaron especies de mayor valor comercial». Así, hubo una importante entrada de boquerón, del que se comercializaron más de 816.000 kilos; lubina, con unos 100.000 kilos subastados; sargo, del que entraron 245.000, y pulpo, con 290.000 kilogramos.

Por el contrario, Fernando Carreira comenta que fallaron el cabalón y el chicharro, que son unas especies que suelen abundar en la lonja y que, sin embargo, alcanza un bajo precio.

Aunque no es demasiado significativo, durante este ejercicio también hubo subastas de bonito, unos 22.000 kilos, repartidos entre el del Atlántico, el norte y el listado.

La variedad de especies que llegan a la lonja de Ribeira motiva que haya un elevado número de compradores, que Fernando Carreira sitúa en unos 200 que acuden de manera periódica. También explica que la cantidad fluctúa en función de la época del año, siendo en verano o cuando comienzan determinadas campas extractivas cuando se registra una mayor afluencia.

El incremento del valor de las especies es uno de los objetivos de los gerentes, que han conseguido la inclusión en la marca de calidad autonómica PescadeRías, lo que confiere al producto un mayor valor añadido.

Asimismo, la empresa que dirige la rula ha expresado su intención de lograr la acreditación Pesca en Verde que, en este caso, afecta a la flota. Fernando Carreira comentó que se trata de una certificación que avala que las embarcaciones que operan en el municipio apuestan por la pesca sostenible en cuanto a lo concerniente al consumo y a las emisiones de huella de carbono.

Por su movimiento económico, la instalación Ribeirense continúa como la quinta de Galicia, mientras que en movimiento de mercancías se sitúa en tercer lugar.

Vigo y A Coruña ocupan, respectivamente, el primer y segundo puesto en el ránking, pese a que la cantidad de kilogramos que subastan no es muy superior a la de Ribeira. La diferencia radica en que venden especies que alcanzan un importante nivel. La tercera en ingresos es Burela y la cuarta Celeiro, con la que ha conseguido acortar distancias Ribeira, aunque el valor medio de la materia prima es mucho más elevado, 3,38 euros.

La rula de Ribeira es un referente a nivel gallego en la venta de diversas especies, pero en los últimos tiempos ha afianzado su liderazgo en la comercialización de lirio, cabalón, caballa, pulpo y chicharro. En el caso de la primera especie, hasta ahora han pasado por la instalación más de 11 millones de kilogramos. De pulpo han sido hasta la fecha unos 290.000. El cefalópodo está adquiriendo una gran importancia y, de hecho, Fernando Carreira comenta que se ha subastado más cantidad que durante el ejercicio anterior.

También cabe subrayar la relevancia de otras especies que gozan de una elevada aceptación comercial, como es el caso de la pescadilla, de la que hasta el momento se han vendido más de 900.000 kilogramos. Su valor medio ha sido elevado, 3,11 euros, con una cotización máxima de 18. Este hecho también ha contribuido a incrementar los ingresos de la rula, con lo que el ejercicio 2018 se prevé muy satisfactorio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La rula de Ribeira obtiene uno de sus mayores ingresos con menores ventas