Excesivo castigo en Valdeorras

La falta de colmillo en el área rival condenó a un Boiro que desperdició varias ocasiones en el arranque del partido para adelantarse en el electrónico

L. m. r.

Parece que la fortuna de Boiro se agotó en aquella racha de tres partidos consecutivos ganados en los últimos minutos. Así quedó constatado en el campo de Calabagueiros, en el Barco de Valdeorras, de donde regresó con una abultada derrota en contra. Un 3-0 que, para la escuadra barbanzana, fue un castigo demasiado excesivo para lo que se vio y vivió sobre el césped ourensano.

El Barco volvió a la senda del triunfo con una victoria contundente y se estabiliza en la tercera plaza de la clasificación sin perder la estela de Bergantiños y Racing, los dos primeros clasificados. Era un partido importante para el conjunto de Manolo Pérez, tras la derrota cosechada la anterior jornada también en su feudo. El equipo recuperó las buenas sensaciones y sobre todo el acierto de cara al gol para conseguir un triunfo sin apuros.

Aunque en la primera media hora de juego, con el buen posicionamiento del Boiro, le costó dominar el partido y sobre todo generar ocasiones claras de gol. Fue ahí donde el Boiro contó con las mejores ocasiones para adelantarse en el marcador. Changui, Lezcano, Elier y Óscar tuvieron el gol en sus pies ante un Barco incapaz de generar peligro.

Pero en el fútbol, y más todavía contra un rival como este Barco, quien perdona la paga y, cuando todo parecía encaminado a llegar con el empate al descanso, Diego Tato culminó un excelente pase de Sito Cruz como colofón a una gran jugada colectiva para conseguir el 1-0.

Daño

El gol hizo mucho daño al Boiro que en el segundo tiempo y con los cambios buscó el empate, pero sin crear peligro a Azpillaga. El Barco optó por aprovechar la velocidad y calidad por las bandas de Revuelta y Tato para poner en jaque en varias ocasiones a la defensa, incluso también con la opción del contraataque como una de Tabala, que no culminó el excelente pase a la espalda de la defensa del Boiro.

El mazazo de los de Barraña lo asestó Juanito Bazo, que no faltó a su cita con el gol y culminó con un gran remate el córner sacado por Iker Revuelta Con el 2-0, el choque quedaba sentenciado con más de veinte minutos por delante. El colofón fue el gol del propio Iker Revuelta en una de sus excelentes entradas por banda, culminada con un gran remate cruzado, ante el que nada pudo hacer Rodri.

Barco: Azpillaga; Sito Cruz, Omar, Andrés (Santi Núñez, min 74), Toni; Pablo Rubio, Borja Gil (David Álvarez, min 52), Tabala; Diego Tato (Santi Real, min 62), Revuelta y Juanito Bazo

Boiro: Rodri, Paco, Carlitos (Xacobe, minuto 74), Ander Bellido, Borja Outeiral, Manu, Fernando Lezcano (Anxo, minuto 61), Elier Carreño (Toño Pozas, min 51), Óscar La Magia, Changui y Ángel

Goles: 1-0, minuto 42: Diego Rodríguez; 2-0, minuto 65: Pedro Juan Bazo; 3-0, minuto 87: Iker Revuelta

Colegiada: Elena Casal. Solo sacó dos tarjetas amarillas, ambas a los futbolistas locales Alfonso Cruz y Jon Andoni Azpillaga.

Campo: Calabagueiros. Partido correspondiente con la 17ª. jornada de la liga en Tercera División.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Excesivo castigo en Valdeorras