Hemeroteca: Atentando frustrado en Portosín

La Guardia Civil detuvo a dos jóvenes que pretendían hacer estallar una bomba en una inmobiliaria


La Guardia Civil asestaba hace 11 años en Barbanza un duro golpe al movimiento independentista radical gallego al sorprender a dos activistas, José Manuel Sánchez Gorgas y Santiago Vigo Domínguez, cuando supuestamente estaban a punto de colocar una potente bomba en la caseta de una inmobiliaria de Portosín. Al parecer, los jóvenes tenían previsto hacer estallar el artefacto dos horas después y estaban activando el temporizador cuando fueron sorprendidos por una patrulla del cuartel de Noia. Aquella bomba estaba formada por seis bombonas de cámping gas conectadas entre sí y rellenas de pólvora, tornillos y metralla. Los dos detenidos eran de Santiago, ciudad en la que poco después se practicó un tercer arresto y se registraron varios pisos.

Los tres jóvenes tenían entonces entre 18 y 20 años, pero sobre ellos pesaban graves acusaciones de terrorismo. De hecho, se les vinculó con bombas que habían sido colocadas en oficinas inmobiliarias y empresas constructoras de Nigrán, Cangas y Lugo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hemeroteca: Atentando frustrado en Portosín