Daniel Llamas: Un auténtico cazador de estrellas

Acaba de publicar un libro donde recoge algunas de las mejores panorámicas nocturnas


ribeira / la voz

Su profesión como informático poco o nada tiene que ver con la fotografía, y menos con las panorámicas nocturnas en las que sale reflejada la Vía Láctea. Sin embargo, Daniel Llamas (A Coruña, 1974) se ha convertido en un verdadero experto en capturar imágenes de estrellas, algunas de ellas, como las que tomó en la laguna de Louro, el castro de Baroña o el faro de Lariño, han cosechado numerosos premios a nivel internacional. Ahora reúne en un libro un total de 100 fotografías realizadas por él y por su compañero de andanzas, el grovense Daniel Lois.

«Se trata de una propuesta novedosa, ya que no hay otra publicación similar en Galicia, y, posiblemente, tampoco en todo el territorio nacional», explica Llamas, que reconoce que la oportunidad de realizar este trabajo surgió «de un reportaje que salió en La Voz de Galicia de Barbanza. La vio el responsable de la editorial Ludica7, Alfonso Freire, y le encantó, así que nos propuso hacer un libro». El fotógrafo confiesa que, al principio, tuvieron sus dudas, porque les parecía muy complicado llevar al papel este tipo de fotografías, ya que la impresión debía de tener una muy buena calidad.

Después de nueve meses de intenso trabajo, por fin está finalizado Galicia: Un lugar mágico para contemplar las estrellas, en el que reúnen gran parte de los paisajes astronómicos que ya tenían, pero a los que han sumado algunos más. «Hicimos un reportaje exclusivo en las islas Cíes, que es un destino Starlight y tuvimos la oportunidad de estar toda una noche solos allí haciendo fotos. Fue una experiencia única poder tomar imágenes de un lugar como este desde las ocho de la tarde y hasta las ocho de la mañana», apunta Daniel Llamas, que anuncia que en las próximas semanas realizarán una presentación oficial de este trabajo. Apunta que, por el momento, el libro está teniendo «bastante buena acogida en el sector y hay mucho interés por ver el resultado».

Su primera cámara

Tenía tan solo 11 años cuando el padre de Daniel Llamas le regaló su primera cámara réflex, y aunque al principio mostró mucho interés por la fotografía, luego los estudios y su profesión hicieron que dejase esta afición un poco de lado, hasta que hace seis años sus mujer le dio una sorpresa en forma de un nuevo equipo fotográfico.

«Yo siempre he sido muy técnico, y por eso me encaminé un poco hacia la fotografía nocturna, que aunque tiene una parte artística, la toma es mucho más técnica», apunta. Sin embargo, el proceso para conseguir sacar un paisaje astronómico es mucho más complicado de lo que se pueda creer. En primer paso que hay que dar es buscar la localización en la que se va a sacar la imagen, «que es una tarea ardua, ya que el lugar debe reunir una serie de factores paisajísticos, etnográficos e históricos». A esto se une que tiene que haber un primer plano claro, sin contaminación lumínica, ya que el objetivo es poder capturar la Vía Láctea sobre ese paisaje.

A continuación, hay que calcular cuál es la mejor hora de la noche para que la imagen reúna todos estos requisitos. «Hay ocasiones en las que hemos tenido que ir hasta tres veces a un sitio para tomar la fotografía tal y como la queríamos», explica Llamas, que señala que la mayoría de las veces se tropiezan con sorpresas de todo tipo.

«Cuando fuimos a sacar la foto en la laguna Louro nos encontramos con que estaban de fiestas y tenían mucha luz, y no pudimos hacer nada más que ponernos a bailar». De hecho, dice que la peor parte de todo el trabajo son los desplazamientos nocturnos, porque hay ocasiones en las que hacen 400 kilómetros en una sola noche para tomar una imagen. Sin embargo, reconoce que vale la pena: «Es un orgullo representar a nuestra tierra en concursos internacionales y competir con lugares tan famosos como Islandia. Nuestros paisajes son distintos, pero igual o más impresionantes que otros».

Libro. Lleva por título Galicia: Un lugar mágico para contemplar las estrellas, e incluye un centenar de paisajes astronómicos.

Premios. La obra incluye fotos del castro de Baroña, la laguna de Louro y el faro de Lariño que han sido premiados en diferentes concursos internacionales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Daniel Llamas: Un auténtico cazador de estrellas