Pleno interminable para un desacuerdo

Tres eran los asuntos incluidos en el orden del día, y solo en uno hubo debate. Aún así, la sesión en Noia se cerró cerca de las 0.00


Noia / La Voz

Noia es de esos concellos, una rara avis en el panorama municipal comarcal, en los que los vecinos suelen acudir a los plenos. Sin embargo, cada vez lo hacen menos. En la sesión del martes, de hecho, faltaban varios de los rostros habituales en el patio de butacas. Quizá otros compromisos u obligaciones les impidieron asistir al debate como era su costumbre, o simplemente se han hartado de discusiones interminables que en muchas ocasiones no llevan a ninguna parte.

El pleno ordinario de este mes parecía que no se acabaría nunca. Aunque es cierto que esta vez no se alcanzó la medianoche como suele ser habitual y que el debate no giró en torno a cuestiones ajenas al Concello como ha ocurrido en otras ocasiones, solo había tres puntos en el orden del día -además de la aprobación de actas y la dación de cuenta de resoluciones y juntas del gobierno local- y tan solo en uno de ellos hubo discusión. Fueron prácticamente dos horas de intercambio dialéctico en torno a la aprobación de un crédito extraordinario, que para colmo acabó sin acuerdo y es más que probable que tenga que volver a pasar por el pleno.

El crédito en cuestión, de más de 300.000 euros, se destinará al pago de facturas sin consignación tramitadas entre el 1 de agosto y el 31 de octubre pasados. El objetivo de la propuesta es agilizar el pago a proveedores, para cumplir con los plazos legales y pagar la deuda con esas empresas dentro del presente ejercicio.

Falta de planificación

Nadie puso en cuestión la importancia del asunto ni la necesidad de pagar por los trabajos prestados, pero sí las formas. Empezó la nacionalista Irati González con un argumento en el que más tarde cargarían las tintas los demás grupos de la oposición al cuestionar la falta de planificación por parte del gobierno local, sobre todo porque entre las facturas incluidas en el expediente figuraban gastos de las fiestas de Noia, «algo que debería estar previsto». Sobre todo, remarcó, cuando el presupuesto de este año se aprobó en el mes de julio.

A pesar de que el edil de Festexos, José Pérez, reconoció el error en la planificación, tanto Manuel Seijas, de la Marea, como el socialista José Manuel Lage insistieron en esta cuestión, aunque con sus intervenciones el debate se desvió hacia las formas. Seijas reiteró la petición, a la que luego se sumó el PSOE, de que el punto quedase sobre la mesa porque en la documentación del pleno no se incluyeron las facturas que se abonarán con el crédito, solo una relación, lo cual, a su juicio, constituye una irregularidad. El alcalde, por su parte, atendiendo al criterio del secretario, concluyó que la documentación estaba completa y el punto se votó y se aprobó. La Marea ya anunció que presentará un recurso.

Otros acuerdos

Convenio de adhesión a la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU). Sin apenas debate y en menos de diez minutos se dio carpetazo a la propuesta de adhesión a la APLU, de manera que el Concello delegará en la agencia parte de sus competencias en lo que respecta a vigilancia, sanción y restablecimiento de la legalidad en cuestiones urbanísticas. PSOE y Marea se abstuvieron.

Suplemento de crédito. Otro asunto de índole económica, que sin embargo no provocó discusión alguna, fue un suplemento de crédito para hacer frente a gastos imprevistos en la ejecución de diversas obras realizadas en el municipio. La oposición se abstuvo. El tiempo del pleno se consumió con ruegos y preguntas.  

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Pleno interminable para un desacuerdo