Desastre natural en A Fervenza al quedarse sin agua el embalse

Centenares de truchas y escalos aparecieron muertos y muchas aves abandonaron la zona


Una de las principales consecuencias de que, hace 11 años, el embalse de A Fervenza se quedase sin agua fue el desastre natural que conllevó, con la muerte de centenares de truchas y escalos, así como una gran pérdida en las colonias de aves -sobre todo, cormoranes y garzas- que habitualmente utilizaban esta zona para dormir y comer.

El pantano situado en Mazaricos se quedó prácticamente sin agua después de uno de los otoños más secos que se recordaban hasta la fecha. De hecho, en poco más de ocho meses, A Fervenza pasó de tener cerca de 100 millones de metros cúbicos de agua embalsada a quedarse a cero. Aquel noviembre del 2007 los vecinos de la zona vieron cómo buena parte de la fauna del embalse flotaba muerta frente a los muros de hormigón de la presa.

Incluso la Consellería de Medio Ambiente tuvo que intervenir para disminuir el caudal ecológico e impedir que el charco de agua que aún quedaba se vaciase.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Desastre natural en A Fervenza al quedarse sin agua el embalse