El personal de tres policías locales está por debajo del mínimo que fija la ley

Las jubilaciones y la falta de reposición han agravado la situación en los cuerpos


Ribeira / la voz

Los problemas de personal en las plantillas de las policías locales de la comarca no son ninguna novedad. De hecho, se trata de un mal endémico que trae de cabeza a agentes y responsables municipales y que en la mayoría de los casos impide cubrir las guardias de 24 horas todos los días a pesar de los malabarismos que se hacen para cuadrar los turnos de trabajo. En este contexto genérico, los más perjudicados acostumbran a ser los cuerpos de municipales de los concellos más pequeños. No en vano, en tres de ellos los agentes operativos están por debajo del mínimo de personal que marca la ley.

Lo denunciaron los sindicatos CC.OO., UGT, CSIF y CIG al hilo de los últimos avances para que, al fin, se apruebe el anticipo de la edad de jubilación a los 60 que reclaman desde hace años. Explican estas organizaciones que, desde el 2007, es obligatorio por ley que un cuerpo de policía local de Galicia tenga como mínimo un oficial y dos agentes. Sin embargo, hay siete plantillas en toda la provincia que no alcanzan esa cifra, y tres de ellos están en la comarca.

La jubilación a principios de este mes dejó a la Policía Local de Outes con solo dos efectivos, y de momento no hay a la vista convocatorias para cubrir alguna de las vacantes existentes. En Porto do Son la situación es similar, puesto que también son dos los agentes que están en activo, aunque en su caso sí está previsto que se incorpore más personal. La oferta de empleo público del Concello correspondiente al ejercicio pasado incluye una vacante, aunque todavía no está convocada, y está previsto incluir otra el año que viene para cubrir todas las plazas disponibles.

El tercer cuerpo de policía en una situación delicada es el de Muros. En su caso, hay tres personas trabajando, pero una de ellas es auxiliar, con lo cual tampoco se cumple el mínimo establecido en la ley.

Ratio inalcanzable

La escasez de personal en este ámbito es algo general en la comarca, como demuestra el hecho de que ningún concello alcanza el cociente mínimo de 1,8 agentes por mil habitantes que recomienda la legislación autonómica. De hecho, ningún ayuntamiento gallego llega a esos números, pero la ratio fijada parece inalcanzable para los barbanzanos.

No en vano, de media, esa proporción en la zona no alcanza ni siquiera un policía por cada mil habitantes. La media comarcal está en 0,89, y eso tomando como referencia las cifras teóricas de las plantillas, es decir, sin tener en cuenta las plazas que quedaron vacantes por jubilaciones o el paso a segunda actividad de los profesionales.

Este problema también es extensivo al conjunto de Galicia, donde se estima que están sin cubrir alrededor de 355 plazas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El personal de tres policías locales está por debajo del mínimo que fija la ley