El ruido de un barco mantiene en vela a vecinos de A Pobra

Quienes trabajan en las inmediaciones de la zona portuaria apuntan a que los mercantes que arriban a la villa pobrense hacen ruido porque sus motores auxiliares funcionan las 24 horas


Ribeira / La Voz

Noches de insomnio forzado es lo que viven en los últimos días los vecinos de una parte de la villa pobrense a cuenta de un barco que les mantiene en vela por el incesante ruido que emite y que, en el silencio de la noche, se hace aún más intenso: «Es como si estuviera aterrizando un helicóptero», se quejaba un residente, que asegura que el molesto sonido que proviene del buque se percibe a cien metros de distancia del puerto.

Quienes trabajan en las inmediaciones de la zona portuaria apuntan a que los mercantes que arriban a la villa pobrense hacen ruido porque sus motores auxiliares funcionan las 24 horas, aunque durante el día la situación es llevadera. El mayor problema, apuntan vecinos de la zona de A Covecha, es por las noches: «Aunque tengas la casa insonorizada se oye igual».

Al parecer, el buque en cuestión, un frigorífico que descargó atún en A Pobra, partió del muelle el pasado jueves, pero una avería hizo que tuviera que regresar el domingo al puerto pobrense y «o medo que teñen os veciños é que non o dean reparado e o barco quede aquí tres meses con ese ruído».

Hace ya unas semanas que el carguero arribó a la dársena y la situación es tal que en la localidad ya le han puesto mote y le llaman el Demonio: «Es que no se puede dormir».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Tags
Comentarios

El ruido de un barco mantiene en vela a vecinos de A Pobra