La lucha contra el fuego se refuerza con planes de protección forestales

La mayoría de los concellos están inmersos en la elaboración de los documentos


ribeira / la voz

Además de encargarse de controlar el cumplimiento de la franja de protección de incendios, en lo que respecta a la limpieza de fincas y corta de eucaliptos y pinos, los concellos también están obligados a contar con planes de protección forestal. La normativa, según explicaron varios mandatarios, se estableció tras lo ocurrido hace un año en el sur de la comunidad, donde el fuego puso en peligro numerosas poblaciones. Sin embargo, la sobrecarga de cometidos a la que están sometidas las Administraciones locales motivó que el proceso fuera demorándose. Sin embargo, la directriz es de obligado cumplimiento y a los ayuntamientos han llegado requerimientos para que la ejecuten, por lo que los dirigentes barbanzanos se han puesto manos a la obra.

Para confeccionar estos planes, la mayoría está optando por la contratación de empresas privadas. Así lo han hecho ya en Boiro, Outes y Rianxo. En breve se sumarán a la relación Mazaricos y Porto do Son. En el caso de Ribeira, el alcalde, Manuel Ruiz, explicó que se ha solicitado la colaboración de la Xunta para su elaboración.

Proceso participativo

El regidor rianxeiro, Adolfo Muíños, señaló que los trabajos ya llevan tiempo en marcha y que los encargados de la redacción han mantenido reuniones con los responsables de comunidades de montes, «para que sexa un proceso participativo no que se teñan en conta diversas achegas».

La preparación de esta estrategia de acción supondrá un desembolso de entre 2.000 y 3.000 euros, comentó el mandatario, quien al tiempo subraya la idoneidad de un documento de este tipo: «Habería que analizar tamén como funciona a estratexia forestal. As limpezas deberían intensificarse durante todo o ano».

El plan debe incluir los puntos de captación de agua, las vías de acceso, los recursos materiales y humanos disponibles o el número de motobombas, comenta el sonense Luis Oujo, quien precisa: «Temos que contratar unha empresa porque no Concello carecemos de persoal especializado para un traballo deste tipo». El regidor destaca que las Administraciones locales se ven desbordadas: «Cada vez temos máis responsabilidades. Hai que facer rozas, cortas, vixiar que cada veciño cumpra. Son moitas cousas e non damos para todo».

Su homólogo boirense, Juan José Dieste, incide en la necesidad de incrementar la protección en los núcleos y señala que el documento debe incluir tanto medidas de prevención como de intervención. El alcalde espera que el plan pueda estar concluido el próximo mes.

Por su parte, el mazaricano Juan José Blanco Riveiro comenta que todavía no se han puesto manos a la obra, pero explica que se hará de forma inminente. Sin embargo, opina que las Administraciones deberían ofrecer ayudas a los ayuntamientos, dado que esto supone un desembolso más a los que ya deben hacer frente.

El objetivo de todos los mandatarios es que esté listo antes del comienzo de la campaña de alto riesgo de incendios. Sin embargo, para el Concello de Noia el cumplimiento de esta directriz no supone problema, dado que el regidor, Santiago Freire, explica que ya cuentan con un plan de prevención de este tipo y señala que, hace un año, se hicieron actualizaciones para introducir una serie de aspectos que figuran en la normativa.

Los trabajos para cumplir con la franja de seguridad avanzan lentamente

Los concellos continúan con los trabajos para determinar qué terrenos forestales deben cumplir con la franja de protección de incendios, pero estos avanzan de forma lenta. En el caso lousamiano, el técnico encargado de esta cuestión indica que son miles las notificaciones que deben emitirse y señala que el alto nivel de minifundismo hace que se dispare el número de parcelas afectadas. También la regidora de Outes, Beatriz Molinos, señala que en el municipio son muchas fincas las que deben hacen frente a la normativa.

La escasez de personal y la elevada cantidad de terrenos objeto de control hace que la mayoría de los profesionales municipales encargados de esta labor deban canalizar sus esfuerzos hacia las denuncias. En el caso de Boiro, Juan José Dieste comenta que se han cursado unas 90 y explica que hay un aumento de las quejas vecinales, especialmente en núcleos y áreas urbanas.

Seguir leyendo

Cambio de modelo

Son cada vez más las voces que apuntan a la necesidad de cambiar el modelo de explotación forestal para que haya un mayor aprovechamiento del monte y este se vea como un beneficio. Personas vinculadas al sector alertan de que los terrenos de monte son percibidos como una carga por buena parte de los propietarios, que están optando por poner sus fincas en venta o por cortar la totalidad de los árboles.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La lucha contra el fuego se refuerza con planes de protección forestales