Revolución por el reparto de comarcas

Noia se alzó ante una propuesta de la Xunta que la situaba dentro de Barbanza


Buena parte de los concellos de Barbanza estaban, hace 22 años, enzarzados en una guerra. El motivo del conflicto era la nueva distribución territorial propuesta por la Xunta. El mapa recogía la existencia de dos comarcas, una formada por Muros, Outes, Carnota y Mazaricos; y otra integrada por Ribeira, Rianxo, A Pobra, Boiro, Porto do Son, Lousame y Noia. Fue este último concello el primero que se alzó. Los noieses exigían enmarcarse en una nueva área, que englobara a los territorios de la ría de Muros-Noia, pero se toparon con la oposición de sus vecinos de Muros. Tal día como hoy, los muradanos celebraban un pleno en el que acordaban dar el visto bueno a la distribución de la Xunta.

Al final, para resolver el entuerto, el Gobierno autonómico optó por dividir el territorio en cuatro comarcas. Noia lideraba una integrada por Porto do Son, Lousame y Outes. Muros se quedaba ligado únicamente a Carnota. Mazaricos pasaba a formar parte del Xallas y Ribeira seguía siendo cabecera de una comarca formada por los otros cuatro municipios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Revolución por el reparto de comarcas