El desfase dificulta el cumplimiento de la norma sobre la franja de seguridad de incendios


«Se fosen solares xa se preocuparían de poñelos ao seu nome, pero como son fincas rústicas de escaso valor pasan de todo», coinciden en afirmar dos funcionarios de Muros y Carnota encargados de velar por el cumplimiento de la franja de seguridad de prevención de incendios. Precisamente, el desfase entre los titulares que figuran en las bases de datos y los reales motiva que, como explican los profesionales, haya que hacer una labor prácticamente detectivesca para localizar a los dueños.

El minifundismo, que motiva que un buen número de fincas no resulten rentables, y el desapego por los terrenos forestales motiva que haya una gran cantidad de terrenos a nombre de personas fallecidas hace muchos años.

Actualizar los datos es obligatorio, pero un técnico explica que «no es un cambio directo, porque deben coincidir la escritura y la superficie catastral, algo que casi nunca sucede. Lo habitual es que hacer la gestión cueste tanto como el valor de la parcela, por eso no se realiza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El desfase dificulta el cumplimiento de la norma sobre la franja de seguridad de incendios