Escuchas telefónicas relacionan a Pombar en varios transportes de droga

El pobrense podría permanecer detenido en Panamá dos meses hasta la extradición


ribeira, vigo / la voz

José Carlos Pombar Cameán es un tipo escurridizo o, por lo menos, siempre ha sabido guardar la ropa, porque si bien estuvo detenido con motivo de las operaciones Temple -en la ramificación denominada Madera, por el apodo de uno de los detenidos, Nelo el Maderero-, desarrollada en julio de 1999, y Candil, en marzo del 2002, lo cierto es que esquivó la acción de la Justicia, bien por quedar en libertad o bien por emprender la huida. De esta forma, volvió a evitar el banquillo de los acusados cuando se consideró que era el cabecilla del transporte de más de 3.000 kilos de cocaína a bordo del pesquero White Sands, y optó por establecerse en el norte de África. No obstante, siempre ha estado en el punto de mira de la Brigada Central de Estupefacientes porque su nombre era una constante en las escuchas telefónicas que la investigación efectuaba a los narcotransportistas.

Precisamente, por las veces que su identidad salía a relucir en las conversaciones pinchadas de las organizaciones de narcotráfico que operan en el norte de África, el pobrense está considerado como uno de los grandes de la droga de ese continente, y también por su capacidad para salir indemne de casi toda acción judicial, su detención fue fruto de una operación en la que intervinieron fuerzas del orden de Reino Unido y Estados Unidos, así como autoridades de Guinea Ecuatorial, y Panamá, con la Brigada Central de Estupefacientes de la Policía Nacional al frente.

Requisitorias judiciales

Carlos Pombar estaba considerado un relevante narcotraficante gallego, según informa la Dirección General de la Policía, sobre el que pesaban requisitorias desde el 2004. Las mismas fuentes señalan que en el 2002 fue detenido en el marco de una operación en la que se intervinieron 1.700 kilos de cocaína en un barco cerca de Cabo Verde, denominado Meniat, al considerarse que era el encargado de las comunicaciones. Dos años más tarde, se dio por huido de la Justicia, por lo que se empezó su búsqueda a nivel internacional para que respondiera por estos hechos.

La Policía Nacional también relaciona al presunto narcotraficante barbanzano con la operación Miño, en la que cayó el pesquero White Sands cuando Pombar estaba localizado en Marruecos y ya nunca regresó, puesto que la investigación cree que el de A Pobra era el cabecilla de la trama.

Zona de operaciones

Los agentes de la Policía Nacional especializados en las investigaciones de las organizaciones narcotraficantes gallegas tienen constancia de que Pombar Cameán centraba sus actividades en la franja atlántica africana, y controlaba varias embarcaciones pesqueras y mercantes con las que «recogía la droga procedente de Sudamérica para entregarla al grupo gallego encargado de alijarlas en las costas españolas», señala la Dirección General de la Policía Nacional.

Explican, asimismo, que una vez constatada la actividad de José Carlos Pombar, se realizaron gestiones para detectar dónde se ocultaba y averiguar las identidades falsas que utilizaba para burlar su búsqueda a nivel internacional.

Ahora que ha sido detenido por la policía panameña, se estima que el proceso de extradición podría prolongarse por espacio de dos meses, pero para que se inicie, en primer lugar tienen que abrir los trámites la autoridad judicial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Escuchas telefónicas relacionan a Pombar en varios transportes de droga