Brais Vicente Conde estará en el mundial júnior de Estoril

El rianxeiro se convirtió en el campeón de España el sábado en Madrid


Ribeira / La Voz

El tiempo es una medida rígida, pero cuando entran en juego factores como la disciplina, la tenacidad y el esfuerzo que solo poseen un reducido tipo de personas, estas pueden acabar transformándolo a su antojo. Y eso fue lo que hizo Brais Vicente Conde (Rianxo, 1995), que, con tan solo tres años de preparación, el pasado sábado se proclamó campeón de España júnior de fisioculturismo en Madrid.

A sus 23 anos, el rianxeiro se vestirá los colores nacionales para representar a su país en el Campeonato del Mundo de Culturismo en Portugal, los días 24 y 25 de noviembre, en el casino de la localidad lusa de Estoril. No obstante, en este frenético mes todavía deberá afrontar de nuevo otra competición nacional en la capital española, este fin de semana.

Hasta los 15 años, Brais Vicente había jugado toda su vida al fútbol, militando en el Unión de Asados. Sin embargo, en el 2015, mientras trabajaba en Burgos, decidió comenzar a entrenar por su cuenta, sin ir al gimnasio. ¿Qué fue lo que le atrajo del culturismo? El joven lo tiene claro, el reto: «Ser bo neste deporte é algo complicado de conseguir, pero a dificultade motívame e sentía que se me daba ben».

Preparación espartana

Pasado un año y de vuelta en casa, el autodidacta no abandonó y empezó a utilizar las instalaciones del Club de Piragüismo de Rianxo, donde conoció a su entrenador, Quique García. «Confiou en min dende o primeiro momento e aceptei con ilusión», indicó el barbanzano de su salto al nivel competitivo. Corrían los últimos compases del 2017 y su preparación ya se asemejaba a la de un espartano.

Brais Vicente se levanta todos los días a las siete de la mañana para preparar sus cinco comidas del día y dirigirse al boirense Korporis Gym. Tras media hora de ejercicios aeróbicos en ayunas, toca desayunar la ración de preentrenamiento y asimilarla durante una hora, mientras aprovecha para conversar con sus compañeros y técnico. Luego, toca sesión de pesas y 20 minutos más de aeróbico antes de la comida de postentrenamiento. Dos horas y media más tarde comerá y se marchará al trabajo, pero aún le quedarán dos raciones más.

«Agora custaríame vivir sen facer esta rutina e coa preparación para o mundial teño fame todo o día», explicó sonriendo el barbanzano, para recordar que merece la pena, con triunfos como el del pasado sábado: «Conseguimos mellorar moito o físico dende a primeira tempada, pero non me imaxinaba que podía gañar. Cando escoitei o meu nome non puiden evitar botarme a chorar un bo anaco, coa miña nai e co meu adestrador».

Las buenas noticias por el título estatal no se han hecho esperar y, justo ayer, Brais Vicente cerró un contrato de patrocinio con la firma iLab Nutrition. «Tiven outras ofertas, pero non contaban coa calidade e o apoio desta marca», explicó, para adelantar que aunque viajará a Madrid el sábado, «a miña preparación está enfocada ao mundial, non imos arriscar a perder tanta auga do corpo, polo que apostaremos por reservar».

¿Y qué meta se marca un joven que no contaba con convertirse en campeón nacional? «Adéstranme para estar arriba e sacar o mellor físico posible, pero para min estar representando a España no casino máis grande de toda Europa xa é un soño», sentenció.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Brais Vicente Conde estará en el mundial júnior de Estoril