Ribeira / La Voz

«É peor o silencio de occidente que as balas destes». Esta expresión, atribuida a una mujer palestina ante un control israelí, la recordó ayer el concejal de Rianxo en Común Antón Castro para explicar qué impulsó a su grupo a presentar una moción de apoyo a la causa del pueblo palestino y llamando al boicot a productos y empresas de Israel. El objetivo de romper ese silencio y dar visibilidad al conflicto en este lado del mundo se cumplió, la propuesta recibió el apoyo unánime de la corporación y eso le valió al Concello una demanda judicial. Pese a ello, Rianxo se reafirmó en su postura durante la visita que el embajador de Palestina realizó al municipio.

El alcalde, el nacionalista Adolfo Muíños, agradeció la presencia del diplomático «arroupando a vontade desta corporación de defender os dereitos do pobo palestino» después de la demanda judicial interpuesta contra el Concello. Insistió en el mensaje de solidaridad y matizó que la defensa pacífica de los derechos humanos expresada en la moción aprobada en su día «non é ficar sen facer nada, senón que ser pacifista é ser activista. Unha chamada á paz non é unha chamada a deixar facer, senón a implicarse activamente nunha causa». Por eso el acuerdo adoptado por la corporación va más allá de una mera declaración de intenciones y llama a no consumir productos israelíes, una práctica, la de boicot, que «xa ten acontecido anteriormente con outros países. Entendo que sobran as razóns para chamar ao boicot a un pobo que exerce un auténtico apartheid».

Antón Castro abogó por que se reconozca el apartheid palestino porque cuando llegue ese momento «estaremos máis preto de vivir nun mundo decente».

Resoluciones internacionales

Aludió también a las resoluciones de la ONU «nunca cumpridas», una cuestión a la que también se refirió la portavoz del PSOE, Mari Carmen Figueira, que aprovechó para instar «á comunidade internacional a facer que se cumpran as resolucións e a buscar unha solución ao conflito».

El embajador, Musa Amer Odeh, agradeció reiteradamente el apoyo del pueblo rianxeiro, aclaró que el conflicto en la Franja de Gaza «no es religioso, es un problema colonial» e insistió en un mensaje: «Queremos una Palestina libre, y necesitamos la ayuda de todos para conseguir una paz justa y duradera».

Sobre la denuncia contra el Concello aseguró: «Han acusado a Rianxo de antisemitismo y es falso, Rianxo ha mostrado su apoyo contra una política errónea del Estado de Israel». Y concluyó: «Palestina no quiere guerra, no quiere sangre, nosotros solo queremos justicia, nuestra libertad y nuestros derechos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rianxo se reafirma en su apoyo al pueblo palestino durante la visita del embajador