Cómo unir estudios, fútbol y trabajo

La Voz

BARBANZA

19 oct 2018 . Actualizado a las 21:16 h.

Aunque su vida estuvo unida al balón desde que era un crío, Óscar Martínez siempre tuvo claro que quería formarse. Graduado en Relaciones Laborales por la Universidade de A Coruña, compaginó desde chaval la competición, los estudios y el trabajo.

«Cuando jugué en el Pontevedra me fue más complicado. Iba en tren a entrenar y luego tenía que volver para ir a clase», reconoce. Como compañero de viaje tenía a Manu Barreiro, hoy en día delantero del Nástic de Tarragona de Segunda División.

Sobre el significado de su apodo, La Magia, confiesa que le llegó siendo un niño: «Me hicieron una entrevista cuando estaba en el Dépor juvenil y me preguntaron cómo debía ser un futbolista. Dije que debería tener algo de magia, y ya me quedó». En parte se refería al que fue durante años su ídolo, Djalminha: «Messi es espectacular, pero Djalminha era de otro mundo. Jugaba andando».