Los barbanzanos pagan más de 103 millones de euros al año por el IRPF

Hacienda tuvo que devolver dinero a 36.000 contribuyentes por la declaración del 2016


Ribeira / la voz

Cualquiera que al final del borrador de su declaración de la renta vea que Hacienda tiene que devolverle dinero se lleva una alegría, que suele ser proporcional al disgusto del que obtiene el resultado contrario y debe abonar a la Agencia Tributaria una cuantía a mayores con la que no contaba. Sin embargo, probablemente pocos son conscientes de cuánto pagan por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) al cabo de un año, y lo cierto es que la cifra alcanza una dimensión astronómica si se suman las aportaciones de todos los contribuyentes del área barbanzana. Según los datos que acaba de publicar el ministerio correspondientes al balance del ejercicio del 2016, el último cerrado, el Estado ingresa anualmente por este concepto más de 103 millones de euros.

Esos 103.046.731 euros constituyen la cantidad que, por cuestión de renta, corresponde abonar a los contribuyentes de los 11 municipios de área barbanzana, lo que supone que, de media, cada uno de ellos aporta unos 3.102 euros al año. Como ocurre siempre que se habla de estadísticas, hay notables diferencias entre unos municipios y otros, que en este caso tienen que ver con el nivel de ingresos, de manera que en concellos como Ribeira, que se sitúa a la cabeza en cuanto al nivel de riqueza, la cuantía a pagar por el IRPF asciende a 4.828 euros por declaración. En el lado opuesto se sitúan los vecinos de Mazaricos, donde el importe medio se queda en 2.263 euros, menos de la mitad. Esto se debe a que las rentas más bajas de la comarca se sitúan en este ayuntamiento.

Resultado de la liquidación

Como bien saben quienes tienen la obligación de presentar la declaración anualmente -en el último ejercicio cerrado se tramitaron un total de 51.677 documentos en Barbanza-, el resultado de la liquidación puede ser positivo o negativo. La mejor parte se la llevan aquellos a quienes Hacienda tiene que devolver dinero.

No es un pago a mayores en un gesto de generosidad de la Agencia Tributaria, sino el abono de retenciones que se aplicaron indebidamente, y se trata de cuantías importantes. No en vano, en el 2016 el Estado tuvo que devolver a 36.474 contribuyentes barbanzanos más de 21 millones de euros, lo que supone que, de media, cada uno de ellos ingresó en torno a 577 euros.

En cuanto a aquellos que a lo largo del año pagaron de menos por el impuesto sobre la renta, son menos que los anteriores, pero tuvieron que saldar con Hacienda una deuda importante, de más de 15,6 millones de euros. Un total de 12.034 declarantes se encontraron en esta tesitura, y cada uno tuvo que abonar a mayores tras confirmar su borrador un importe que, de media, superó los 1.200 euros.

Menos diferencia

La información que aporta la Agencia Tributaria confirma que los ribeirenses siguen siendo los vecinos de la comarca con la renta media más elevada, pero también que la brecha entre los más ricos y los menos se reduce. No en vano, el importe medio que ingresa un vecino de Mazaricos se ha incrementado en solo un año casi un 4 %, en 527 euros, acortando la diferencia con los contribuyentes de Ribeira, que han visto crecer sus ganancias en 246 euros, un 1,3 %.

Medio millar de vecinos de la zona declararon unos ingresos superiores a 60.100 euros

A la hora de fijar el tipo impositivo que se aplica por la renta de las personas físicas, la Agencia Tributaria establece unos porcentajes que varían en función de los rendimientos totales declarados por el contribuyente. El primero, el más bajo va de 0 a 6.010 euros, mientras que el más alto se aplica a quienes superan los 60.101 euros, un nivel de ingresos que en el área barbanzana alcanzan más de medio millar de personas.

En total, en el 2016 fueron 678 los contribuyentes que reconocieron ante Hacienda una base imponible -es la suma de todos los rendimientos del declarante, tanto del trabajo como de los derivados del capital mobiliario y de bienes inmuebles, así como incrementos y ganancias patrimoniales- superior a esa cantidad. La mayor parte, 296, están en Ribeira.

Seguir leyendo

Equilibrio

Cierto es que uno se lleva un disgusto cada vez que la declaración le sale a ingresar y toca aflojar algunos euros a mayores para satisfacer la deuda con Hacienda, por pequeña que esta sea, pero todo sea por mantener el equilibrio de fuerzas. Para que el sistema funcione, quienes más tienen deben hacer un esfuerzo mayor para compensar las carencias de otros.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los barbanzanos pagan más de 103 millones de euros al año por el IRPF