Celebración sin premio en Barraña

El Boiro, que homenajeó al Cabo da Cruz, cedió tres puntos contra un Céltiga que aprovechó dos errores de los locales. Jacobo y Capi pusieron fin a la buen racha blanca


RIBEIRA / LA VOZ

«Celebrar algo antes de un partido siempre trae mala suerte». Las palabras, convertidas en una extraña premonición, se escucharon en la cantina de Barraña. No le faltó razón al veterano socio boirista que las dijo. Los vítores solo sonaron antes de que el colegiado hiciese sonar su silbato. Con homenaje a los 40 años del Cabo de Cruz incluido, el Boiro estuvo lejos de su mejor nivel. El Céltiga, un hueso al que hincar el diente, aprovechó dos errores locales para regresar A Illa con tres valiosos puntos.

Una vez que ambas escuadras, y los prebenjamines de la escuela boirense, le hiciesen un pasillo a remeros y remeras crucenses, comenzó el duelo. Le costó entrar en batalla al Boiro. Con excesivos errores en la salida del balón, el Céltiga mordió con fuerza. Jacobo Millán, una auténtica bestia para esta categoría, demostró que nadie le ha regalado los galones en Tercera.

Rondaba el minuto 5 cuando el ex futbolista de Pontevedra y Compostela cazó un balón muerte en el centro del campo. Sin que nadie más que él se percatase, encontró a Rodri adelantado y sacó el cañón de su pierna derecha. El zapatazo sorprendió al meta boirista, que supo que el esférico iba directo a la red. No midió bien la trayectoria y, tras caerse, vio como el Céltiga firmó el 1-0.

El tanto noqueó a los locales, atribulados durante el primer tiempo. A pesar de los errores, empataron con uno de los golazos de la temporada. Óscar, una vez más imparable, filtró un buen balón a Ángel que, de primeras, le devolvió la pared con una picada por encima de la defensa. La Magia, solo, cedió de cabeza a un Changui que firmó el 1-1.

Desperezado

El tanto, jaleado por la grada, activó definitivamente a los barbanzanos. Llegaron ahí los mejores momentos de un Boiro que se topó con dos linieres que se convirtieron en protagonistas. Entre la defensa adelantada del Céltiga y la falta de criterio de los trencillas, los locales terminaron con más de una decena de fueras de juego.

La situación dio alas a los de A Illa, que construyeron una trinchera y que volvieron a adelantarse segundos antes del descanso. Jacobo puso un centro desde el córner. Un jugador peinó en el primer palo y Capi, solo ante Rodri, envió el balón a la red. 1-2.

El segundo tiempo, un auténtico asedio, terminó sin premio. El Céltiga bloqueó de raíz a un Boiro que buscó la épica una vez más. El clavo ardiendo se agotó. Las celebraciones quedaron para los minutos previos al partido de fútbol.

Ficha técnica?

Boiro: Rodri, Paco, Pablo Vidal, Ander, Borja, Elier (Fran Pena, minuto 55), Anxo (Xacobe, minuto 80), Carlitos (Álex Teira, minuto 62), Óscar, Changui y Ángel

Céltiga: Marcos Bermúdez, Santi, Cantero, Arán, Capi, Emilio (Diego Lamas, minuto 64), Nico, Jacobo Millán (Yimi, minuto 79), Álex Fernández, Pablo Pillado y Nathan (Juanín, minuto 76)

Goles: 0-1, minuto 5: Jacobo Millán; 1-1, minuto 20: Changui; 1-2, minuto 44: Capi.

Trío arbitral: García Rodríguez, Vázquez Penas y Oreiro Hermida (comité de A Coruña). Pésima actuación de los dos asistentes. Señalaron un sinfín de fueras de juego realmente dudosos y algunos que simplemente no lo eran. Expulsaron a Rubén López por protestar y mostraron amarillas a Elier, Xacobe, Jacobo y Cantero.

Incidencias: Campo de Barraña. Más de 700 personas. Se homenajeó al Club de Remo Cabo de Cruz por sus 40 años de historia y los éxitos logrados este pasado verano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Celebración sin premio en Barraña