Jorge Candán: Los ojos que inmortalizan el océano

El miembro del Club Náutico de Boiro se erigió por cuarta vez campeón de España de Vídeo Submarino


Ribeira / la voz

Jorge Candán (Vigo, 1968) es un fotógrafo atípico. Antes de lanzarse a inmortalizar el mundo, el miembro del Club Náutico de Boiro-Marina de Cabo de Cruz necesita enfundarse un traje de buceo. Gafas, aletas, botellas de aire comprimido... Todo es fundamental para sumergirse en las profundidades de océanos y mares de todo el globo. Esta pasión, que logró convertir en su forma de vida, le ha brindado su cuarto Campeonato de España de Vídeo Submarino, que se disputó el pasado fin de semana en Cabo de Palos, Murcia, y que le ha abierto las puertas del Mundial.

«Fueron dos días muy intensos, en los que hicimos cuatro inmersiones. Conseguimos unas imágenes en bruto de cerca de una hora de grabación. Con ellas tuvimos que montar una pieza de unos tres minutos y medio», apunta Candán desde la sede de su equipo. El olívico, y vecino de A Pobra, contó con la ayuda de Lino Fontán, que se encargó de encontrar a los animales que quería reflejar en el montaje.

El corto que presentó al jurado, y que compitió con los de diez comunidades autónomas, versaba sobre la lacra de la violencia de género: «Era un vídeo con un claro sentido poético, utilizando la estética marina y con una poesía original. Quería hacer un llamamiento de rechazo hacia este gran problema».

Preparación

Aunque este tipo de torneos suelen durar unos dos días, se requieren jornadas previas de trabajo. «Tienes que preparar un guion. Saber las especies que quieres que aparezcan, el sentido de la grabación...», afirma el campeón de España, que destaca que la experiencia es clave para encajar todas las piezas: «El dominio que puedas tener de la cámara no lo es todo».

Sus más de 30 años de bagaje le colocan en una posición privilegiada para el Campeonato del Mundo, que se celebrará en Tenerife el próximo año. En el currículo de Candán hay hueco para todo tipo de documentales, en los que el medio marino han sido el leitmotiv. Mar Rojo, océano Atlántico, Mar del Norte son algunos de los lugares que lleva a sus espaldas.

«Siempre sentí un interés especial por la naturaleza y la fotografía», confiesa. Esto le abrió las puertas del acuario de A Coruña, donde ejerció durante años. Fue más tarde que fundó su propio estudio, que le ha permitido colaborar con todo tipo de instituciones y empresas.

Su día a día

Esa necesidad de retratar el fondo marino le ha valido para pasar gran parte de su vida bajo el agua: «Una parte muy importante de tu trabajo pasa por conocer el comportamiento de los animales». Pero no todo es agua y sal, el montaje es una rama que también precisa de mucha calma.

Es la mezcla de todos estos aspectos la que le ha permitido ser una vez más campeón de España. Candán lo toma con mucha calma. Él solo quiere seguir fundiéndose con el agua.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Jorge Candán: Los ojos que inmortalizan el océano