Destrozos


Pocas iglesias y capillas de la comarca se han librado de la visita de los ladrones, que cada vez que pasan por estos templos religiosos dejan un reguero de destrozos. De hecho, en la mayoría de las ocasiones el escaso botín que se llevan no llega ni a los 50 euros, pero los daños causados pueden superar los miles de euros, además de suponer un atentado en edificios que llevan siglos en pie.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Destrozos