Los puertos deportivos baten récords con casi dos mil tránsitos en verano

En lo que va de año son más de 2.700 los barcos que llegaron a la comarca


Ribeira / la voz

No hay duda de que el mar se está convirtiendo en un importante canal de acceso de turistas a la comarca. El espectacular ascenso que están registrando las cifras de tránsitos, es decir, barcos llegados de fuera que recalan uno o varios días en los puertos deportivos, así lo demuestra. Este verano han sido casi dos mil las embarcaciones de recreo que estuvieron temporalmente amarradas en los pantalanes del litoral barbanzano, una cifra récord que supera con creces a la del anterior período estival, cuando se había situado en torno al medio millar. Y, en lo que va de año, han llegado más de 2.700 veleros.

Este ránking lo lidera, con diferencia, el puerto deportivo de Muros, que ha sido utilizado durante los meses de julio y agosto por 712 embarcaciones, cifra que se eleva por encima de las 1.200 si se toma como punto de partida enero. Desde la empresa que gestiona las instalaciones destacaron la importancia que tienen las regatas, tanto para atraer barcos como para contribuir a la promoción de la zona. Añadieron que la proximidad con Santiago es otro de los puntos fuertes, pues muchos de los turistas que accedieron a la localidad por mar dedicaron una o dos jornadas de su estancia a visitar dicha ciudad.

Y tras el puerto deportivo muradano se sitúa el pobrense, donde se han contabilizado, desde que comenzó el año, 680 tránsitos y, durante los meses estrella del período estival, 400. «Es una cifra que registra un importante aumento cada año», señalaron desde Muport, la firma que gestiona tanto estas instalaciones como las de Muros.

Coincidió con esta apreciación el responsable de la Marina de Cabo de Cruz, Manuel Fajardo. Hasta este punto del litoral boirense llegaron este verano 245 barcos de recreo, 300 desde que comenzó el 2018. «Por raro que pareza, aquí veñen buscando tranquilidade, unha zona que non estea masificada e que conserve a esencia mariñeira», explicó el presidente del Club Náutico Boiro, añadiendo que muchos de estos turistas dedican su estancia a pasear por el pueblo y charlar con los vecinos.

De hecho, Fajardo asegura que este notable ascenso en el número de tránsitos se está dejando notar en la economía local: «Os supermercados de Cabo de Cruz están sorprendidos da cantidade de forasteiros que acoden a facer a compra, ao igual que a carnicería. Algúns xa teñen chuletas, porque moitos non falan nada de español».

Santiago, el destino

Cifras similares de tránsitos son las que se han registrado en Portosín: 315 en lo que va de año, de los cuales 200 tuvieron lugar en verano. También en este club náutico destacaron su situación estratégica: «A maior parte dos barcos que chegan están realizando unha travesía cara o sur de España ou paran para facer unha escapada ata Santiago».

Hasta Ribeira llegaron también durante el período estival alrededor de 200 embarcaciones de recreo, mientras que en los meses anteriores del año se habían contabilizado una treintena.

Desde todos los puertos señalaron que las procedencias de estos turistas que acceden a tierras barbanzanas a través del mar es muy variada. Franceses, británicos, holandeses, alemanes e irlandeses conforman el grueso, pero también se han producido visitas de barcos llegados desde otros lugares más remotos, como Rusia y diferentes puntos de América.

Algunos náuticos colgaron el cartel de completo en fines de semana de julio y agosto

Tal fue la demanda de puntos de amarre que registraron este verano los puertos deportivos de la comarca que hubo instalaciones que tuvieron que colgar el cartel de completo en días puntuales. Ocurrió, por ejemplo, en Portosín la primera semana de septiembre, coincidiendo con la llegada de la regata Le Figaro: «Tivemos que facer unha reorganización das embarcacións para darlle cabida aos participantes na proba e, xa con antelación, non puidemos admitir reservas de xente interesada en recalar aquí por esas datas», explicaron desde el club náutico.

También en Cabo de Cruz hubo problemas de espacio, fundamentalmente en dos fines de semana del verano: «Houbo bastantes barcos aos que tivemos que dicirlle que non porque estabamos completos», apuntó el presidente de la entidad, Manuel Fajardo. De hecho, desde las instalaciones barbanzanas abogan por la reserva con antelación de las plazas para evitar este tipo de problemas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los puertos deportivos baten récords con casi dos mil tránsitos en verano