Un voleón de Gordon decidió el derbi

El Abanqueiro, con un jugador menos, se impuso 2-3 al Cabo


RIBEIRA / LA VOZ

En las gradas de Valiño no quedó un solo asiento libre. La ocasión bien lo merecía. Cabo de Cruz y Abanqueiro disputaron, ante unos 300 aficionados del fútbol modesto, uno de los grandes encuentros de lo que va de temporada. Lo decidió Gordon, con un voleón imposible, que desequilibró la balanza (2-3) cuando el Abanqueiro ya estaba con un jugador menos sobre el césped.

Los locales empezaron dominando. El bloque de Nichelo, dueño de un buen dominio del balón, monopolizó el esférico contra un conjunto que quiso esperar a los crucenses en su feudo para golpear al contragolpe. En una primera parte muy reñida, el Cabo comenzó adelantándose. Vecho dribló a un zaguero visitante para batir por bajo a un Lois que poco pudo hacer para desviar el disparo a quemarropa.

El guion no cambió demasiado una vez que los 22 futbolistas regresaron de vestuarios. Con el técnico de A Charca, Manel Patiño, expulsado por un riguroso colegiado, la escuadra local aprovechó el desconcierto en la zaga para que Ángel anotase el 2-0. El gol, a la vista de todos definitivo, no terminó de tumbar al Abanqueiro, que creció tras este segundo mazazo.

Fue ahí cuando se vio su mejor versión. Con movimiento entre líneas y cambios de orientación continuos, los de Patiño se adueñaron del duelo. Diego Vázquez aprovechó un gran centro desde la derecha para marcarse un bello control orientado y poner el balón al segundo palo, 2-1.

El empate

Era el minuto 49 y el Cabo observaba al rival hacerse fuerte. No dejó de percutir el conjunto de Patiño, que vio como Óscar, después de bajar un balón de espaldas en el área, girarse y golpear a puerta, ponía el empate a dos en el electrónico. Cuando mejor estaban los visitantes, el colegiado los dejó con uno menos tras la expulsión, por doble amarilla, del último goleador.

En ese instante comenzó un complicado duelo a tumba abierta. Con ocasiones para que ambos equipos se llevaran el gato al agua, fue Gordon, en el minuto 82, el que terminó de decidir el choque. El potente delantero cazó un gran balón y con una volea digna del mismísimo Ronaldo Nazario, empequeñeció a un Cabo que vio como se escapaban los puntos de su feudo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un voleón de Gordon decidió el derbi