Manuel Vázquez Formoso: Un párroco con muchas ganas de ayudar

Natural de una pequeña localidad de Muros, fue Ribeira su primer destino como vicario

La Voz
Carballo / La Voz

El que fue párroco en Santa María de Cee durante más de tres décadas, Manuel Vázquez Formoso, falleció ayer a los 82 años. Llevaba ingresado en un hospital coruñés desde hacía una semana y, aunque parecía recuperarse, finalmente finaba a media tarde. Había sido operado en dos ocasiones del corazón y también padecía del riñón.

Natural de una pequeña localidad de Muros, fue Ribeira su primer destino como vicario, y Pravio de Cela (junto a Cambre) su primera parroquia como tal. «Loitamos o que puidemos coa Extensión Agraria para renovar e abrir camiños», decía en su última entrevista. Luchó también, aunque ya en Rutis-Vilaboa, para mejorar las condiciones de expropiación de los terrenos de la AP-9: «Conseguimos 200 millóns de engadido sobre o que ofrecían».

«Agora vou colocar a biblioteca, a ver se me cae unha pinga desa ciencia», decía a La Voz de Galicia poco después de jubilarse, a los 81 años, el pasado noviembre. Siempre estuvo ahí para ayudar, y su intención era continuar haciéndolo, incluso una vez retirado de sus labores religiosas: «Estarei para botar unha man no que poida».

Los restos de Vázquez están siendo velados en el Tanatorio A Xunqueira de Cee, y el funeral será a las 18.00 horas en la iglesia de Santa María.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Manuel Vázquez Formoso: Un párroco con muchas ganas de ayudar