A reinventarse contra el Ribadumia

El Boiro pierde la referencia y profundidad ofensiva de Anxo tras su expulsión, lo que obligará a Rubén López a recomponer el centro del campo


Ribeira / la voz

Barraña acogerá esta tarde, a partir de las 18.00 horas, su segundo duelo de la temporada. Lo hará contra un Ribadumia de toque, buen fútbol y que tiene en Hugo Soto y Fran Fandiño a sus dos puntales. Con necesidad de reinventarse, el Boiro deberá sobreponerse a la baja de Anxo, expulsado contra el Vilalonga, lo que obliga a Rubén López a realizar variaciones en el esquema inicial.

Sin la profundidad del espigado extremo por banda, el técnico carece de una pieza de sus mismas características. Carlitos, el que más se asemeja al ribeirense, podría ocupar su lugar en el once, aunque también existe la posibilidad de que Ángel, que en este arranque liguero ha jugado en la medular, pase a la banda, zona que conoce a la perfección.

«Será un encontro moi complicado. Contra o Vilalbés mantivemos o mesmo equipo, pero toca facer cambios», apuntó Rubén López. Lo que parece inamovible es la zaga. Tras la baja de Cardeñosa, Ander se ha hecho fuerte acompañando a un Borja que el pasado fin de semana hizo uno de los mejores choques de la temporada.

Cuestionado sobre el jugador que entrará en el once por Anxo, López no quiere dar pistas: «Ao mellor optamos por facer cambios no medio». De ser así, Ángel pasaría al costado y Fran o Pozas acompañarían a Manú y Teira en la maquinaria. Changui será la referencia arriba.

Toque

«O Ribadumia é un grandísimo equipo, con futbolistas de moito talento. Teñen un gran xogo de combinación, con moito cambio de posición, e debemos intentar controlalo», apuntó López. Algo similar ocurrió contra el Laracha, conjunto de características que los de Barraña fueron capaces de contener: «Temos que estar atentos. Sabemos que xogadores coma Hugo Soto, con espazos, poden ser letais».

Para lograrlo, los barbanzanos deberán mostrarse como un bloque compacto, con escasas fisuras en la medular. Sin que todo sea fijarse en el rival, el Boiro quiere volver a ser un equipo que capaz de mantener la bola y que opte por transiciones rápidas para hacer daño: «Vamos a pola vitoria. Xogamos diante do noso público e, sexa quen sexa o rival, sairemos a gañar».

El choque será especial para el presidente y delantero del Boiro, Changui, que jugó varias temporadas en el Ribadumia. Fue allí donde alcanzó la cifra de 400 goles, anécdota que da un cariz más simbólico al encuentro. Además de Anxo, y de Cardeñosa, Elier tampoco estará en la convocatoria. A pesar de que ya se ha entrenado con el equipo durante los últimos días, el sonense todavía cogiendo el tono.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

A reinventarse contra el Ribadumia