La cosecha de maíz se moderniza

Una máquina procesa el grano y la planta para hacerla más rentable y mejorar su digestibilidad


MAZARICOS / CORRESPONSAL

Si algo tiene de bueno la globalización es que permite que los avances tecnológicos puedan llegar casi al mismo tiempo a cualquier parte del mundo. Sucede, cada vez con mayor frecuencia en el sector agroganadero donde los sistemas de manejo del ganado o de laboreo de las fincas son casi los mismos con independencia del lugar donde se ubique la granja.

Quedó de manifiesto ayer en Mazaricos donde, poco después de que se hiciese en Santa Fé (Argentina) o Illinois (Estados Unidos) -dos de las principales regiones maiceras del mundo- se presentó un nuevo sistema de recolección del maíz que promete cambiar la forma en la que, hasta el momento, se venía procesando esta gramínea.

Novedosa técnica

Esta novedosa técnica creada por la multinacional alemana Claas se denomina sherdlage y consiste básicamente en deshacer de forma casi completa el grano -hasta ahora solo se machacaba- y se deshilacha el resto de la planta con tamaños de corte distintos en función de su maduración. Esto permite, según los especialistas, mejorar la digestibilidad del cultivo aumentando la cantidad de fibra que puede asimilar la vaca.

Complicado de entender para los profanos en la materia, pero con múltiples ventajas según confirmaron el medio centenar de profesionales que ayer se dieron cita en una finca próxima a Pino de Val para ver el funcionamiento de esta nueva cosechadora cuyo precio supera ligeramente los 450.000 euros.

«Esta nova máquina permite diferentes cortes en función do estado da planta e das necesidades de cada explotación. Ademais pica totalmente o gran, o que permite mellorar o rendemento e a dixestibilidade do silo», explicaba Ariel Rodríguez, socio de la empresa Germiar-Xallas que es la propietaria de esta nueva máquina que en pocos días comenzará la campaña del ensilado de las casi 2.000 hectáreas de maíz sembrado en territorio barbanzano.

El tamaño sí que importa

Lo más sorprendente de la máquina es su capacidad para oscilar el tamaño de picado con solo un botón. Si hasta la actualidad la longitud estándar rondaba los 0,8 centímetros, ahora el ancho puede oscilar entre 0,7 y 3, en función del estado de la planta y las necesidades de cada granja.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La cosecha de maíz se moderniza