La vuelta a los arenales confirma la escasez de bivalvo de primera en Noia

Aunque algunos mariscadores tuvieron dificultades, las capturas fueron buenas


Noia / la voz

A diferencia de lo que ocurre en otras ocasiones, ayer era difícil encontrar en el puerto de Testal una respuesta unánime a la pregunta de cómo había ido el primer día de trabajo en la campaña marisquera de Noia. Para unos la mañana había empezado muy bien y para otros, regular, a pesar de que al final de la jornada prácticamente todo el mundo había logrado coger los topes. En esta tesitura, la conclusión más evidente tras el regreso a los arenales era que se confirmaban las previsiones y el berberecho más cotizado, el de primera categoría, escasea.

Los primeros en descargar en la lonja fueron los productores de a flote, que a partir de las 10.30 comenzaron a llegar a cuentagotas. Mientras en la rula se ponían a funcionar las máquinas clasificadoras, no se quejaban: «Para ser o primeiro día, bastante ben», señalaba una mujer, que explicaba que la jornada inaugural de la campaña no suele ser la mejor «porque aínda non tes moi tanteado o terreo». Otro mariscador contaba a pie de muelle que le había costado alcanzar los cupos de berberecho, «pero ao final collémolos. O que está entrando ben é a ameixa».

Una mujer que esperaba en el puerto a su hijo comentaba el buen tamaño del bivalvo, a lo que le replicaban: «A ver o que di a máquina, é todo de segunda e terceira, berberecho de primeira hai pouco». Más suerte tuvieron a pie, donde sí capturaron bastante bivalvo de primera.

Se constata la abundancia de cría en las concesiones

 Aunque el horario de trabajo de las mariscadoras de a pie estaba fijado de 9.00 a 13.00 horas, antes del mediodía ya había grupos de productoras que volvían a tierra con el rastro a cuestas tras haber cogido los cupos asignados. Pese a ello, unas mujeres explicaban que «non hai moita cantidade, para ser o primeiro día custou un pouco chegar ao tope». Eso sí, y tal y como adelantaban los muestreos previos al inicio de la campaña, en los bancos naturales noieses se aprecia abundancia de cría.

Los precios animan la vuelta al trabajo a más de 1.600 mariscadores de Noia

Con un «máis ou menos» o un «aínda menos mal» contestaban ayer por la mañana la mayoría de los mariscadores que regresaban a puerto tras iniciar la campaña extractiva en las concesiones de Noia. Otros se encomendaban a los precios antes de atreverse a valorar la primera jornada de trabajo, y al final resultó que las cotizaciones acabaron por alegrarles el día. Las lonjas de Testal y O Freixo cerraron ayer por la tarde con una facturación de 353.351 euros, 48.784 euros más que en el 2017.

Ya adelantaba el patrón mayor noiés, Santiago Cruz, antes de que se cerrasen los datos definitivos que la cosa no había ido mal y a última hora de la tarde se confirmaba que la actividad en los arenales ha comenzado con buen pie. «Os prezos foron bastante bos, sempre queremos que vaia mellor, pero pensamos que van subir nos vindeiros días porque o rendemento do marisco cada vez vai ser maior», apuntaba.

De entrada, las cotizaciones registradas ayer superan a las de septiembre del año pasado, impulsadas sobre todo por el valor alcanzado por la almeja. La fina llegó a un máximo de 71,40 euros, casi 12 más que el año pasado, y también la babosa se pagó a buen precio. Además, las capturas de ambas especies se incrementaron con respecto al primer día de la anterior campaña.

En cuanto al berberecho, cotizó al alza el de tercera categoría, mientras que el de segunda se mantuvo en números similares y el de primera bajó su precio medio, que se situó en 12 euros frente a los 15,53 del año pasado. Con todo, el importe facturado por esta especie subió, a pesar de que el volumen de capturas fue inferior.

Expectativas superadas

Algunos productores apuntaban ayer a pie de puerto que habían logrado coger los cupos de berberecho con cierta dificultad. Sudor, e incluso sangre, le costó a algún mariscador llegar a los treinta kilos fijados para el sector de a flote. Pese a ello, prácticamente la totalidad de los más de 1.600 profesionales que volvieron al trabajo regresaron a tierra con los cupos de bivalvo establecidos, lo cual lleva a la cofradía a hablar de un buen inicio de la campaña, mejor de lo que se preveía inicialmente.

«Foi moito mellor do que esperabamos, hai máis berberecho de primeira e de segunda do que contabamos, sobre todo onde traballaron os de a pé, e ameixa tamén se colleu ben, así que a valoración é positiva», concluía el patrón mayor noiés. En total, las capturas en el primer día alcanzaron los 45.589 kilos.

El temor a la toxina que llevó a adelantar el comienzo de la actividad planea entre los productores

Eran dos las fechas que barajaba la cofradía de Noia para iniciar la actividad en sus bancos marisqueros, pero finalmente se decantó por adelantar el comienzo de la campaña al día de ayer por una razón fundamental: el temor a la toxina, un miedo que también pulula entre los productores.

Uno de los profesionales de a pie apuntaba a esta cuestión nada más abandonar el banco natural de A Misela: «Na parte de arriba hai moita alga, con este tempo logo ha de vir a toxina». Había otros mariscadores que cruzaban los dedos con la esperanza de que tanto el tiempo como las mareas rojas les respeten y puedan trabajar con normalidad.

En cuanto al tamaño del marisco, una mujer señalaba que el adelantado inicio de la actividad ha influido en su crecimiento: «A campaña pasada rematamos moi tarde, en abril, e este ano tamén empezamos antes, hai bastante berberecho pequeno porque non lle deu tempo a medrar».

Nuevas incorporaciones

Con todo, las caras de la mayoría de los mariscadores eran de satisfacción por la vuelta al trabajo. La única excepción era la de las 52 personas que están a la espera de recibir los nuevos permex convocados en Noia y que no han podido empezar la campaña. Ayer finalizó el período de alegaciones a la lista provisional de admitidos y demandan que las reclamaciones se resuelvan cuanto antes para poder bajar a los arenales.

Cuando eso ocurra, se sumarán a los más de 1.600 productores que viven de una de las campañas más importantes de Galicia.

Fuente de empleo (Sálvora)

Ni bien ni mal fue el primer día de trabajo en Noia a juzgar por los comentarios que se escuchaban en el puerto de Testal a medida que llegaban los productores, lo cual significa que el inicio de la actividad ha sido positivo, porque que haya marisco en los arenales es lo más importante para la principal fuente de empleo de Noia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La vuelta a los arenales confirma la escasez de bivalvo de primera en Noia