Los Grumir de Boiro y Ribeira, en peligro

La Xunta trató de sumprimir ambos grupos, pero la presión de los concellos lo impidió

.

En el aire estaba, hace ocho años, el futuro de los grupos municipales de intervención rápida de Boiro y Ribeira. La Xunta, a través del Pacto Local, que incluía una reorganización de los servicios de emergencias de toda la comunidad, preveía su desaparición a finales del 2010. Tanto los representantes de dichos equipos como los responsables políticos de ambos concellos se pusieron en pie de guerra. No tardaron en recibir el apoyo de diversos colectivos, sobre todo de los comuneros, que incluso anunciaron movilizaciones para evitar que la decisión del Ejecutivo autonómico se materializara.

«Daremos a batalla ata o último cartucho, e cando acabemos os cartuchos empezaremos a pedradas se fai falla», advertía el entonces alcalde de Boiro, Xosé Deira.

Pero la sangre no llegó al río. La Xunta concedió lo que se demandaba desde ambos concellos: mantener las ayudas para financiar el coste que suponía mantener activos las agrupaciones de Boiro y Ribeira.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los Grumir de Boiro y Ribeira, en peligro