La Solitaire partió con rumbo a Saint Gille Croix de Vie

El arranque de la competición causó una gran expectación, ya que aficionados llegados de toda la zona, acudieron a Portosín para seguir el espectáculo

la voz

Las embarcaciones que participan en la Solitaire Urgo Le Figaro partieron ayer de Portosín para disputar la tercera etapa de la considerada como una de las regatas más duras del mundo. Casi 40 barcos soltaron velas con rumbo al puerto de Saint Gilles Croix de Vie, ubicado a más de 800 kilómetros de Barbanza. El arranque de la competición causó una gran expectación, ya que aficionados llegados de toda la zona, acudieron a Portosín para seguir el espectáculo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Solitaire partió con rumbo a Saint Gille Croix de Vie