Dos de cada diez solicitudes de plaza en la Galiña Azul quedaron sin atender

Un total de 344 niños iniciaron el curso en la red de escuelas infantiles de la Xunta

.

Ribeira / la voz

Después de unos años en los que la demanda de plazas en la red de escuelas infantiles Galiña Azul del área barbanzana prácticamente se ajustaba a la oferta, en el curso que acaba de arrancar son más de 80 las solicitudes de ingreso que no han podido atenderse debido a la falta de vacantes, lo que supone que prácticamente dos de cada diez demandantes se han visto obligados a buscar alternativas a la escolarización de sus pequeños de 0 a 3 años.

De hecho, de los siete centros de la red autonómica que funcionan en la comarca, solo en Carnota hay espacio suficiente para dar cabida a todos los niños para los que solicitaron plaza y en total son 32 los alumnos que esta semana han iniciado el curso en el recinto carnotano.

Por su parte, en Mazaricos se registra lista de espera por primera vez al quedarse sin hueco dos menores de los 28 que fueron preinscritos por sus padres, mientras que en Muros, otro de los centros en los que no suele haber graves problemas de espacio, son cuatro los pequeños en espera de que quede alguna vacante para ellos.

En el caso muradano llama la atención que no ingresara en el centro ni un solo bebé de menos de un 1 año de edad.

El lado opuesto

En el lado opuesto de la balanza se sitúan los recintos de Boiro, que son los que presentan una mayor demanda, con más de una veintena de solicitudes sin atender, seguidos del de Rianxo, en el que este año se han quedado fuera 16 menores.

En total, en las siete escuelas infantiles integradas en la red autonómica Galiña Azul están matriculados 344 pequeños barbanzanos, lo que supone un leve incremento -apenas cuatro niños- con respecto al inicio del curso pasado. Las solicitudes formalizadas ante el Consorcio de Igualdade fueron un total de 428, por lo que son 84 los padres que se han visto obligadas a buscar alternativas en familiares o guarderías privadas para dejar a sus hijos.

Incremento de la lista

El número de admitidos apenas varía, pero la lista de espera sí se ha incrementado de forma notable y es muy superior a la que se registraba en septiembre del 2017, algo que se explica porque el grueso de las solicitudes se concentran en una franja de edad determinada. De hecho, en las aulas de 0 a 1 año no hay problemas de espacio y ningún bebé se ha quedado sin poder escolarizarse en los centros del área barbanzana.

Por su parte, en los demás grupos sí hay dificultades para cubrir la demanda. Concretamente, en el tramo de 1 a 2 años la situación es radicalmente distinta y son cerca de medio centenar los pequeños que se quedaron sin plaza este septiembre.

En cuanto a los ingresos, el mayor número de matriculaciones se concentra en la franja de 2 a 3 años, donde se han inscrito un total de 191 pequeños. En muchos casos, esto se debe a que los padres conciben el paso por la escuela infantil como un curso preparatorio para sus hijos antes de su escolarización en el colegio. La mayor demanda de vacantes se concentra en la franja de edad de 1 a 2 años.

En Rianxo se trabaja en la búsqueda de alternativas para ampliar el espacio

Uno de los lugares en los que más se ha notado el aumento de la lista de espera para obtener plaza en la escuela infantil es en Rianxo. Si en septiembre del año pasado eran apenas cinco niños los que se quedaron a las puertas de matricularse, este curso la cifra se ha multiplicado por tres hasta alcanzar los 16 pequeños en espera, la mayoría en el tramo de 2 a 3 años. Esto ha llevado al Concello a explorar la posibilidad de habilitar nuevas instalaciones para ampliar el espacio disponible y evitar que haya menores que no puedan acceder al servicio.

El alcalde, Adolfo Muíños, explicó que se da una gran variabilidad de las cifras de demandantes sin plaza en la Galiña Azul, pero le parece razonable buscar alternativas para dar respuesta a los niños sin hueco en la escuela y en esa línea se está trabajando. Hace unos meses ya se celebró una reunión con el Consorcio en la que se habló de este asunto y el tema volverá a tratarse, junto a otras cuestiones, en un próximo encuentro. Con todo, la posible solución al problema difícilmente llegará antes del próximo curso.

Flexibilidad (Sálvora)

Es imposible garantizar la prestación de un servicio como el de las escuelas infantiles al 100 % de la población porque los recursos son limitados. Sin embargo, y en vista de la variabilidad de solicitudes que se da de un año a otro, no parece descabellado plantear centros flexibles que permitan adaptar la oferta a la demanda según las necesidades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Dos de cada diez solicitudes de plaza en la Galiña Azul quedaron sin atender