El Salón do Mar e da Conserva reunía en A Pobra a 26 expositores

Pese al éxito que alcanzó aquella primera edición, nunca llegó a repetirse la experiencia


La zona portuaria de A Pobra daba cabida, hace 14 años, al Salón do Mar e da Conserva, una iniciativa que iniciaba su andadura en el marco de los premios Domen de Ouro con el fin de tener continuidad en el tiempo. Por aquel entonces, Expobarbanza era historia y tanto la Federación de Empresarios do Barbanza como algunos concellos de la zona buscaban un escaparate para promocionar los principales sectores económicos. El entonces presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga, era el encargado de dar el pistoletazo de salida a la exposición, que contaba con la participación de 26 empresarios, distribuidos en un espacio de 1.600 metros cuadrados.

La firma Jealsa-Rianxeira aprovechaba la cita para dar a conocer una nueva línea de conservas bajas en sal, mientras que la Asociación de Mexilloeiros de Cabo de Cruz promocionaba un producto que había lanzado hacía poco tiempo al mercado: el molusco se presentaba cocido y sin valvas.

Solo durante el primer día de feria se cifraba en cinco mil el número de visitantes. Aquel Salón do Mar incluyó degustaciones, charlas y un concurso gastronómico. Se cerró con éxito, pero nunca llegó a plantearse una segunda edición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Salón do Mar e da Conserva reunía en A Pobra a 26 expositores